viernes, 31 de diciembre de 2010

Las 13 uvas




Llevaba años queriendo hacer eso: tomar las uvas en la puerta del Sol.
La decisión no es que hubiera sentado muy bien en mi familia, ya que toda vivía en Jaén y no querían que me alejara en un día tan especial, pero gracias a la Universidad había conocido gente de Madrid y no había dudado en aprovechar una oferta para tomar las uvas en un lugar tan emblemático.
Mis amigos y yo llegamos a la puerta a las diez y media de la noche, con la comida aún a medio masticas, pero coger sitio cerca de la puerta exigía tal sacrificio.
El jolgorio y la alegría se respiraba por doquier, y hablar con la gente era imposible al no ser que te acercaras a dos palmos de su cara.
Cerca, en el alto, estaban los lugares en los que estaban atrincherados los presentadores de televisión que daban la entrada al nuevo año a toda españa. Añoré el estar con mi familia y ver a Ramonchu dar el feliz año a toda la penínsulaon con su capa puesta.
Con algo de frío en las manos, pues se me habían olvidado los guantes, saqué de mi bolsillo mi pequeño paquete con trece uvas, si, con trece, ¿que número podía ser más indicado para dar la buena suerte como el número maldito?. Aquello requería que fuera más aprisa, pero lo llevaba haciendo ya unos años, asi que ya estaba acostumbrada. Se acercaban los cuartos... y 1,2,3,4,5,6,7,8 y 9 (siempre me meto esas dos a la vez), 10,11,12,13 y ¡Feliz Añogg....
La décimo tercera uva se me quedó atascada en el esófago, reivindicando la mala suerte; mis pulmones empezaron a perder oxígeno y mis ojos empezaron a llorar, no podía hablar. Con una mano agarré fuertemente a uno de mis amigos, que se estaba empezando a abrazar con el resto de la gente allí presente, aunque a la mayoría no la conocía.
Enseguida su cara de alegría se transformó en sorpresa, y, con gran rapidez, se colocó detrás de mí e hizo que expulsara aquella decimotercera uva.
Tras toser unas cuantas veces le di las gracias, acompañándolo de un cariñoso beso en los labios que no significaba nada, sólo una eterna gratitud.

El siguiente año me pensaría seriamente saltarme la ley de las doce uvas.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

La invitada

La conocí un buen quince de diciembre, en un sitio poco común, el Hospital. En aquella casa del dolor, criadero de personas para el olvido y para muchos las mismísimas puertas del cielo, se presentó ante mí la mujer de mi vida. Yo salía de allí con una mala noticia, pero el conocerla hizo que me quisiera comer el mundo.
Ella vestía de morado oscuro, sus labios iban a juego, pero brillaban, conteniendo en ellos una gran fuerza seductora, una fuerza de esas que te hacen correr hacia el abismo.
Al parecer venía de hacer unas cuantas visitas, no le pregunté el motivo de ellas ya que para un primer encuentro no eran nada adecuados demasiados interrogantes y no era plan de que se llevara una mala impresión. Para mi sorpresa, al igual que para la suya, no teníamos con quien pasar la Nochebuena, así que sin dudarlo la invité a cenar conmigo, ya que aunque la Navidad siempre me había parecido un revoltijo de cosas similar a un vertedero, la sensación de soledad se hacía más presente aquellos días.
Cuando la vi entrar por la puerta de mi casa la víspera del alumbramiento de Cristo me quedé como una estatua. Aquella chica, de la cual no conocía el nombre, llevaba un precioso vestido largo negro, con alguna que otra pequeña lentejuela y un escote que podría corromper a cualquier hombre y manejarlo como si de un juguete se tratase.
Durante la larga cena compartimos experiencias y vivencias; parecía que la conocía de toda la vida, un sentimiento que era mutuo… ¡Aquello sí que era química!
Tras el atracón de comida llegó el de los besos. Al cabo de cinco minutos mi salón parecía el campo de batalla de una gran guerra. Rápidamente la llevé en brazos a mi cama y la recosté mientras con cierto ímpetu la fui desnudando, mientras ella jadeaba de pasión.
Quise dominar la situación, pero ella era una fuerte amazonas que comenzó a cabalgar con rapidez, entre un mar de gritos y placer: los vecinos daban igual.
Con los ojos cerrados, innumerables imágenes de mi vida recorrieron mi mente como una visión caleidoscópica, y, justo en el momento del mayor éxtasis de mi vida, un largo túnel con una pequeña luz al final se interpuso en mi campo de visión mientras las voces de aquella salvaje mujer y mi corazón se iba apagando.

domingo, 26 de diciembre de 2010

También la lluvia




Hace semanas comenté mi indiganción contra la Academia por haber elegido una película para los Oscar sin que tan siquiera hubiera sido estrenada, pero, una vez más, el destino me ha dado una patada al trasero. Tuve la suerte de poder ver el preestreno de "También la Lluvia", que ha resultado ser una excelente crítica de la sociedad del otro lado del charco (y porque no, del llamado Primer Mundo), una historia que viene que ni pintada en los tiempos en los que estamos, ya que mientras nosotros nos preocupamos del traje de nochevieja (¡y eso que estamos en crisis!), otros pueden estar dejándose el pellejo por nada más y nada menos, que el agua, un elemento al que todos tenemos por ley, derecho:

En este nuevo film de Iziar Bollaín, nos introducimos como estrellas invitadas dentro de un set de rodaje, gracias a lo cual tanto el espectador medio como el cinéfilo conocerán un poco mejor el procedimiento de un rodaje, y que la labor del productor no consiste tan sólo en "poner el dinero".
Llega esta película en tiempos oscuros para todo el mundo, si, en tiempos de crisis, pero que nos sirve para que sepamos que si nosotros estamos mal, hay otros sitios en los que están peor, asi que en definitiva es una declaración de humildad, que se equipara soberviamente con la filmación del rodaje de la Conquista de Colón, como vemos la historia se repite: si antes los fuertes ganaban a los débiles, ahora los ricos se mofan de los pobres, es decir, la interminable historia de David y Goliat pero con final triste.
Así como Bardem destaca de forma humillante para el resto en Biutiful, los que esperaban lo mismo de Luis Tosar en esta película, se darán cuenta de que su personaje no le hace sombra a Malamadre, pero es que También la Lluvia es una película coral, en la que los personajes, ampliamente desarrollados (en su mayoría), adquieren más o menos la misma importancia.
Si es cierto que Luis Tosar y Gael García Bernal sufren una transformación quijotesca a lo largo del metraje, que es una de las cosas más importantes de la cinta. Y digo que es coral, porque en sí lo es, pero como en todo tablero de ajedrez, siempre existe un rey que se impone a otro, y si el rey blanco es Luis Tosar , el rey negro, representado por Juan Carlos Aduviri, e imitando el papel del revolucionario Boliviano, se zampa al rey blanco, peones, alfiles y caballos de por medio, ya que hacía tiempo que un servidor no veía un papel con tanta carga emocinal, asi como de la propia trama de la película encima; sin duda habrá que seguirle la pista.
Toda esta maraña de multinacionales, rodajes y revueltas populares son perfectamente captadas por las directrices de la directora, que, con un más que aceptable trabajo técnico en la sala de montaje, nos hace sentirnos dentro de la película a la vez de disfrutar de un sobervio Making Off.
Parte del gran acabado final es debido a la Música de Alberto Iglesias, conocido ya en la península, y que, gracias a sus trabajos en las películas del Che, nos deja en esta ocasión unas partituras llenas de emociones y contradiciones, acordes que discuten a la vez que los personajes se dan cuenta de que más que a un rodaje, se han metido en medio de una guerra.

No nos encontramos ante una mera película, sino ante una protesta, un manifiesto, que ha sido llevado a término a la (casi) perfección gracias al guión de
Paul Laverty, con experiencia en guiones basados en conflictos (vease "El viento que agita la cebada").
Concluiré diciendo que esta es una excelente apuesta española porque tanto nosotros, como el resto del Mundo, nos dejemos de mirar al ombligo y quejarnos de que esta navidad no podemos comer Langostinos de tres kilos y darnos cuenta de que miremos a donde miremos, siempre tenemos a alguien que lo pase peor. Es un objetivo difícil de conseguir, pero al menos la gente se removerá en el asiento.


El agua es símbolo de vida, y la vida, al igual que el agua, no está en venta

jueves, 23 de diciembre de 2010

Balada triste de trompeta




Tras unos créditos iniciales espectaculares, que sientan y aislan al espectador de todo contacto externo, Alex de la Iglesia nos ofrece una apertura jamás vista en el cine español: trepidante, emocionante y ¿excesivamente? violenta, gobernada nada más y nada menos que por Santiago Segura, totalmente en el papel. Después, no se puede decir que el ritmo general de la película decaiga, pero ninguna cinta puede conservar la carga que tiene esta introducción, a cualquiera le daría un infarto.
En este caso, Alex nos cuenta más de si mismo y sus miedos que lo que fue en sí la Guerra Civil y la inminente Posguerra. Dichos miedos son fácilmente identificados en los payasos, los carritos de helados etc. dicho sea de otra forma, se escenifican perfectamente las pesadillas que un niño cualquiera podría tener.
No es este film sino otro camino a la locura por culpa del amor, aunque este camino esté lleno de cicatrices y lágrimas.
Se podría comparar fácilmente con la historia de amor relatada en King Kong, aunque aquí tendríamos a dos grandes simios, peleando por un pedazo de carne humana (ya que no se puede decir que a Carolina Bang se la quiera aquí por otra cosa) en un Empire State a la española.
El enorme elenco de actores no hace si no aumentar la carnaza de este enorme guiso, en el cual destaca soberviamente Antonio de la Torre (el payaso tonto), que nos mostrará como una mente enfermiza pocas veces tiene arreglo, y Carlos Areces (el payaso triste), que nos ofrece una transición desde el pobre pardillo de pueblo, a una mente cruel y mezquina digna de Jack Nicholson en "El resplandor".
Es en este punto en el cual todo aquel que vea Balada Triste de Trompeta se descoloque, pues los actos sucedidios en el ecuador de la película están contados a trompicones y demasiado rápido, hecho que se debe sin duda al gran número de temas que se han querido tratar.
Pero creo que esto queda eclipsado por la gran calidad estética de la película (¿esto es español? -preguntaba algún ingénuo en la sala), totalmente acuerdo con toda la película, aunque Kiko de la Rica ya es un miembro del equipo normal en las películas de Alex, por lo que la química parece que no hace más que mejorar.

Podríamos decir que Balada Triste de Trompeta nos ofrece una historia de amor, con un humor desgarradoramente cínico y negro, ambientado con una emocionante Banda Sonora de la batuta de Roque Baños, sin despreciar la excelente mímesis entre la canción de Raphael y el alma propia de la película, con unos brochazos (que no pinceladas) de violencia, a veces demasiado gratuita, y los peligros a los que puede condenar un mal consejo y un amor imposible a una persona fácilmente influenciable.

martes, 21 de diciembre de 2010

Año 2112

Un chico de temprana edad, no más de 15 años, camina sobre una superficie vasta de césped artificial, sobre él varios arbustos (también de plástico) y árboles decoran aquella falsa estampa. Tras caminar unos minutos, llega a un banco hierro en el cual se sienta. Alza la vista al horizonte y saca un dispositivo electrónico, en el que empieza a escribir con un puntero:

“Mi bisabuelo está bastante enfermo, y, aunque la medicina de hoy en día ha evolucionado magníficamente, aún no se puede luchar contra el tiempo. Esta tarde, mientras miraba la fina línea del horizonte por el ventanal, ensimismado por el anaranjado amanecer, mi bisabuelo despertó de su sueño producido por calmantes y me empezó a contar como había sido él cuando tenía mi edad.
Me dijo que por entonces, las carreteras no inundaban todo el país, y que se podía caminar por doquier entre la naturaleza, junto a los animales, no junto a las imitaciones que había en la mayoría de los lugares ahora. En los siguientes minutos me puso verde, y, con ayuda del mando de la cama, lo tuve que incorporar pues del enfado que tenía por el cambio de los tiempos se estaba ahogando.
Después de eso, me dijo que por mucho que la humanidad había intentado no cargarse el planeta, una doble moralidad incitaba a ello, y que de demonios servía alargar la vida, si esos años de más eran falsos totalmente. Su clave para cambiarlo todo, era que todos nos dejáramos de mirar a nosotros mismos, aunque admitía que eso se había hecho desde que el mundo es mundo. Según él, si eso no cambiaba, cambiar todo lo demás no haría sino condenar todo lo que hubiera sobre la faz de la tierra.

Una ligera brizna de aire impactó en el chico: una mezcla de aromas falsos y vapores industriales se acumularon en su olfato. Todo aquello no hizo sino reafirmar lo que su bisabuelo manifestó. Por conclusión, guardó el archivo en un formato apto para su diario y comenzó a desandar su camino, no sin dar antes una patada a uno de los arbustos falsos, aunque con la cabeza gacha, sumiso e inofensivo ante la situación.

lunes, 20 de diciembre de 2010

"The way": ¡Que guay!




The Way... que guay!
Este primer chascarrillo, me sirve como consejo para un primer consejo: si quereis cogerle algo más de cariño a la película (si eres español), es verla en V.O, ya que la mezcla de idiomas hará a la cinta más interesante. También decir al respecto que si la película es principalmente española, no se porque aquí no se le ha puesto un título más apropiado.

Entrando ya en materia, si hace poco nos quejábamos de la estampa turística que hizo Woody Allen en Vicky Cristina Barcelona, creo que "The Way" se llevará el mismo varapalo, ya que no es más y menos que una tarjeta de presentación del Camino de Santiago.
La historia nos junta "por accidente" a un grupo heterogéneo de pererinos, que en sí constituye un acierto de esta tarjeta de presentación, ya que nos muestra la gran variedad de motivos por los que se realiza el peregrinaje a Santiago. A lo largo del peregrinaje de este grupo curiosos, iremos contemplando todos los tópicos españoles posibles, algunos metidos con calzador, que no harán más que enturbiar al público español, ya que España es muchas cosas que toros, flamenco y cordero asado (a Obelix fijo que le interesará nuestro país).
La película, como buen anuncio turístico, lleva bien el sentimentalismo, enmarcado en unas buenas estampas, pero que están bien ambientadas musiclamente a cachos, ya que muchas veces la película hace mirar el reloj por la música mal ejegida.
Martin Shenn aquí aparece con un foco direccional, como pudiera ocurrirle a Will Smith en Siete Almas o a Bardem en Biutiful, ya que su acuación es la única destacable, aunque cuenten con un decente reparto de secundarios.
Sobre el guión queda todo dicho, aunque bonito (puede que suene ñoño, pero así es), ha dado paso más a la cara externa del peregrinaje que a la interna, aunque hay algún tramo destacable por supuesto. Otro apunte es que sólo se ha mostrado el lado bueno del asunto, y muchos de los españoles que vean la película, asistirán incrédulos a algunas partes (en especial la de los gitanos).
En otro orden de cosas, para ser una película principalmente estética, no destaca por una imagen demasiado nítida lo que enturbia algo el resultado final, ya que los paisajes son excelentes.

Con "The Way" nos enfrentamos a un film hecho en España, pero encarado casi en exclusiva de fronteras para afuera aunque quién quiera hacer el camino, cuando aparezcan los créditos finales tendrán más ganas de calzarse las botas de montaña y coger el bastón que antes de que se apagaran las luces.

¡Buen camino!

domingo, 19 de diciembre de 2010

Henry Morgan

Había una vez un pirata de mal agüero llamado Henry Morgan, que surcaba con malicia el Mar Atlántico. Viajaba con sus borrachos compañeros en el barco llamado: El alma del Océano. Era un buque magestuoso, con tres filas de cañones, tres mástiles, limpio y pulcro; además la bella figura de una sirena, con un orbe precioso entre las manos, estaba colocada en proa y le confería un toque de distinción realmente bello.

Diréis que un barco de tal talla no es propio de un pirata, pero digamos que Henry lo había tomado prestado a la armada española. Su verdadero buque, La Estrella del Crepúsculo, estaba atracado en Cádiz, seriamente dañado y en manos del Imperio Español. Se lo habían logrado quitar en verano de 1666, pero gracias a su astucia de pirata, había logrado robar el buque insignia de la armada hispana.

Ahora se dirigían precisamente a Cádiz, a robar... ¡qué demonios! a recuperar su antiguo barco. Si lo lograban conseguiría tener dos barcos, y según sus planes en un par de años tendría una flota suficiente como para poder ejercer la piratería de una forma que lo haría rico... incluso podría trabajar para algún país; en su mente ya se veía lleno de riquezas y su nombre recorriendo todo el Mundo. Si lograba tener el respaldo de algún país, su cuello se vería a salvo. A decir verdad, tenía ganas de un gran asalto en el Caribe… a Puerto Príncipe… Portobello… podía ser algo grande.

Un día por la noche, la noche que atacarían el puerto (algunos aliados esperaban en la ciudad, listos para sabotear los cañones que defendían la ciudad, lo que haría el asalto más fácil) se encontraba en proa, bebiendo como no, una botella de ron. Estaba algo aguado, ya que no quería estar borracho en el momento del ataque.
De repente, el orbe de la sirena se iluminó. El pirata se restregó los ojos, incrédulo ante tal imagen. Aquella luz aperlada se fue estirando por toda la figura y de pronto estalló. Cuando logró abrir los ojos, la sirena estaba sobre la balaustrada, mirándole. Sus cabellos rubios recorrían todo su cuerpo, y unos bellos ojos marrones le miraban fijamente.

-Hola Henry –dijo la sirena con una voz mística.
-Ho… ho… hola. Vaya, menos mal que el ron estaba aguado. No volveré a comprar este maldito brebaje en Maracaibo. Voy a ver si los demás también tienen alucinaciones… -dijo mientras se daba la vuelta.
-Henry, no soy una alucinación. Vengo a prevenirte.
-¿Prevenirme? ¿de qué?
-Tus aliados en la ciudad de Cádiz no lograran derrotar a las defensas españolas.
-¿Y qué debo hacer?
-En vez de entrar silenciosamente, ataca con todos los cañones de proa coincidiendo con el embiste de tus aliados.
-Pe, pero… -balbució sin dar crédito aún a lo que estaba oyendo- Puede que mate a alguno de mis aliados.
-Puede, pero si no lo haces, ten seguro que no verás otro amanecer –sentenció mientras volvía a su lugar en la proa del barco- Adiós Henry. Nos volveremos a ver pronto –su cuerpo se empezó a convertir de nuevo en madera.
-¡Espera! ¿Cómo te llamas? ¿De dónde vienes?
-Soy Nínive, sucesora del rey tritón Lurian –y su cuerpo se terminó de transformar.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Página (semi)acabada de Guardianes de la Luz

http://guardianesdelaluzgm.jimdo.com/
ale, una cosa más de la novela... vamos avanzando... a ver si un día de estos sale el libro porque si no.

Gracias por la paciencia que estais teniendo frente a la publicación... ahora multiplicazla por 1000 y sabréis las ganas que tenemos nosotros de que salga.

Un saludo blogueros!

martes, 14 de diciembre de 2010

La batalla del Ebro




Los disparos de los obuses resonaron de nuevo a lo largo de la campiña. Aquellas catapultas modernas reventaban cuerpos y mutilaban soldados a decenas: la Guerra Civil estaba siendo una masacre descontrolada, y a Alfonso Llamas estar en el bando republicano no le ayudaba.
Por mucho que quisieron resistir, la nueva oleada de tanques alemanes les hizo retroceder hasta un bosque. Las órdenes de Juan Modesto eran claras: defender Ribarroja del Ebro a vida o muerte.
En principio parecía fácil defender aquella zona, pero la división cuarenta y dos no lo estaba teniendo nada fácil, ya que aquel lado del río estaba prácticamente en poder de los franquistas.
Extasiado, se sentó en un tocón, que le hizo las veces de banco. Allí recargó su Fusil Mauser; era el último cargador. El sudor le recorría la frente como un tren descarrilado que no encontraba las vías, y aquel sudor no era de cansancio, si no de miedo. Deseó estar en su pueblo de Castilla, en plena montaña, más alejado de todo aquel infierno… pero que cojones, estaba luchando por su familia, y no se podía defender un pueblo, unos ideales, desde el sofá.
Nada más recargar la pesada arma, deseó levantarse, pero un proyectil estalló a pocos metros y lo dejó bloqueado. Segundos después otro más cercano le hizo perder el conocimiento.

Cuando volvió en sí estaba atado a un poste. Lo primero que vio fue la fachada de un edificio pequeño, afectado parcialmente por la metralla de alguna granada. Al echar la vista al tejado observó que un vigilante del bando contrario no les quitaba el ojo.
Cuando giró la cabeza a ambos lados, descubrió que más compañeros suyos estaban a su lado, dispuestos en fila, algunos todavía estaban inconscientes. Sin duda alguna estaban en el paredón.
Minutos más tarde, una fila de soldados apareció al fondo, encabezados por un sargento, que fumaba un puro con avidez: el humo le tapaba la cara.
Alfonso sabía que ya no había nada que hacer. Un cura, si es que llegaba, vendría y les daría la extremaunción, después, tras una orden seca, sería agujereado como si fuera el gato vagabundo al que todos los niños le tiran con su carabina de perdigones, y por supuesto, también ganaba quien acertaba en el ojo.
Los soldados falangistas se pusieron frente a ellos; definitivamente, no habría sacerdote en aquel entuerto, pero poca cosa podía mediar Dios en aquella acción de animales.
Cuando por fin logró ver la cara al sargento, descubrió que era su hermano pequeño Sergio.
Una corriente de ira le recorrió su cuerpo, pero no dijo nada, prefería morir en silencio. Su hermano recorrió con la mirada a todos los condenados y cuando vio a su hermano, lo miró fijamente a los ojos y dio la orden de fuego.

Parece ser que no iba a poder ir de crucero con su esposa Ángela, “Cómo los americanos esos” me dijo un día mientras ordeñaba una oveja.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Mi primer esayo en: Biblioeteca tus libros

Bueno, en espera a que salga mi primera obra magna (yo siempre modesto) he publicado on line un ensayo que escribí el año pasado, en base a una investigación sobre las relaciones interpersonales en pareja. Os dejo el enlace y si queréis lo compráis... son 3 eurines de nada jeje

http://www.biblioeteca.com/biblioeteca.web/libro/171606

jueves, 9 de diciembre de 2010

Ajax





Ajax corría fugazmente por la ladera del monte Athos. Tenía que abandonar ese lugar antes de que cayera la noche, si no sería presa fácil de los cíclopes. En un pequeño saco llevaba una reliquia que le habían pedido los oráculos de su poblado; la había robado nada más y nada menos que de la guarida de Polifemo.

Exhalaba ya profundas bocanadas de aire debido al cansancio de su recorrido, cuando un árbol fue derribado delante de él. Inmediatamente, un enorme cíclope emergió de detrás; al parecer, que hubiera asesinado a su líder, Polifemo, no les había sentado nada bien.

Sin más demora, el gran monstruo cogió el árbol y lo empezó a zarandear contra él como si fuera un garrote. Ajax se retiró con premura mientras desenvainaba su Kopis (tipo de espada griega de gran filo).

Andaba en esas cuando un segundo demontre hizo su aparición: debería darse prisa si no quería que llegara un tercero.

Las dos bestias gruñían henchidas de ira, y se abalanzaron contra él. Ajax dio un salto a la vez que unas alas de rapaz le salían de la espalda. Aterrizó en el lomo del segundo cíclope. Dio gracias a que aquellas bestias tuvieran tan poca puntería y que su táctica funcionara, ya que el primero al intentar darle con su improvisado garrote, estampó el árbol contra su aliado, que cayó fulminado. Uno menos.

Su último enemigo, más lento y algo afectado por la muerte de su compañero, intentó alcanzar sin éxito de nuevo a Ajax con el garrote, que, ágil cuan halcón, zigzagueó entre el montón de ramas y con un golpe seco decapitó a su enorme adversario, aunque no pudo evitar llevarse un zarpazo en un costado.

Tras un corto descanso en el que limpió su arma para volverla a envainar, decidió seguir su camino, el ocaso ya amenazaba en el horizonte y la herida no dejaba de sangrar.

Llegó bien entrada la noche a su poblado. Allí, en la oscura cabaña de los oráculos, dejó caer la pesada bolsa en una robusta mesa de madera, y esperó su recompensa.

Uno de aquellos sabios hombres abrió la bolsa. Pesada y viscosamente cayó el gran ojo de Polifemo, que según sus hipótesis, serviría para ver el futuro.

Antes de darle la recompensa, le ofrecieron un brebaje hecho en su mayor parte de las mejores uvas de la polis, que, según ellos, le curaría las heridas. Mientras bebía ávidamente, amplias sonrisas se esgrimieron en las caras de aquellos hombres, luego, todo se tornó en sombras, y al final, oscuridad.

-¡Mierda! -Gritó Alex, presionando furiosamente los botones del mando de la videoconsola, ya que se había quedado a tan sólo cien puntos de lograr el récord.

Su mente fría y calculadora había podido contra todos los enemigos posibles, pero no había logrado ver el peor de todos: la traición

La matanza

Esta ¿centenaria? tradición hoy en día va perdiendo contribuyentes, no ha sido así en mi familia, de lo cual me enorgullezco, por que aunque suene cruel, este acto sanguinario sirve para unir a la familia y pasar unos días juntos al calor del fuego y comer alubias y carne recién cortada.
Ahora ya la gente no la hace, o como mucho compra la carne y hace los chorizos (estos ilusos cuando le preguntas que si hacen la matanza te dicen que sí, en fin).

En definitiva, aquí os dejo mi manual de como hacer una buena matanza:

LOS 10 MANDAMIENTOS PARA MATAR UN CERDO

1º- Se ceba el cerdo debidamente durante un periodo no inferior a un año... con una dieta equilibrada y regular... nada de cambiar el tipo de alimento... por que como bien sabréis esto no es como el queso y no podeis pedir chorizo de bellonegro (mezcla de bellota y pata negra).
2º- Con un cuchillo de aproximadamente 30 cm de longitud, se atraviesa el cuello del cerdo a la altura entre las dos patas delanteras... llegando así hasta el corazón y quedando el gorrino herido de muerte (también hay variantes con escopetas y varios utensilios mortíferos, pero este es el mejor mecanismo para coger la sangre).
3º- Una vez muerto el pig se cubre con paja y se quema. Esto sirve para eliminar todo el bello del animal. Después, con un soplete se remata la faena y se le arrancan las pezuñas.
4º- Con es mismo cuchillo que hemos realizado el sacrificio (bendito sea) abrimos en canal el cerdo y lo vaciamos de todos sus órganos vitales. Las tripas y botrillo serán limpiadas y lavadas para su posterior uso como envoltorio para el chorizo y para comerlo, respectivamente. También hacer hincapié en no romper la hiel, ya que podemos producir la contaminación de la carne.
5º- Se queda a la intemperie al cerdo en una postura vertical un día aproximadamente, para que la carne se enfríe y no quede sangre en el cuerpo.
6º- Se despieza el gorrino, teniendo especial cuidado con los lomos, jamones y solomillo, de vital importancia culinaria.
7º- Se escarna la carne (es decir, se coge todo lo útil, incluido el cuero, con el cual se harán torresnos).
8º- Se pica la carne y se mezcla con los debidos condimentos para hacer o bien chorizos o bien salchichones. Esta es quizás la parte mas importante, ya que si la mezcla es mala puede irse al traste todo. Se deja reposar la mezcla.
9º- Se elaboran los chorizos. Para esto es aconsejable un trabajo en cadena. Al principio estarían dos personas para pasar la carne picada por la máquina por la cual salen los chorizos dentro de las tripas, después vendría la fase en la que se realizan los atados con cordel, seguiríamos con una persona para picarlos (que sirve para que "respire") y finalmente otra para irlos colgando.
10º- Se curarán en un periodo no inferior a 3 meses en un lugar fresco. Es muy recomendable que sea un sitio que reciba el efecto de las heladas, ya que es bastante beneficioso.




Y................ listo para comer!


Para los que si la hagáis, que se os dé bien!

miércoles, 24 de noviembre de 2010

“The angel of the gourds”

Era el día de Halloween, y las calabazas decoraban el pequeño pueblo de Magowha, en la región de An Clar, Irlanda.

Para Gael, aquel día significaba alegría y un buen atracón de gominolas. Todo ello se vería acentuado gracias a que había ido aprobando todo, y sus padres le dejarían llegar más tarde ese día.

Tras una copiosa comida, que engulló rápidamente, se dispuso presta delante del ordenador.

No había ni iniciado sesión en el Messenger cuando Aidan, bueno, más bien, el pesado de Aidan le abrió conversación. No es que ese chico no le gustara, solo que a veces le daba miedo y era un poco pesado.

Comenzó a hablarle, pero ella le hizo el menos caso posible. Cuando tras un largo rato le propuso un buen tema de conversación, y estaba empezando a encandilarla, el chico se esfumó sin avisar. No le dio ni la más mínima importancia, ya que tampoco era un chico prioritario ni mucho menos como era Donovan, apodado “el músculos”, pero si quería haber seguido hablando al menos un rato.

A media tarde, la agregó un tal “guardian3110”, su Nick decía: “The angel of the gourds”. Curiosa, aceptó.

Aquel extraño personaje que se ocultaba al otro lado le propuso una visita al cementerio aquella medianoche, allí vería algo único e irrepetible. La aventura estaba asegurada, pero Gael, haciendo memoria, recordó noticias de chicas y chicos secuestrados que habían accedido a peticiones por ordenador de desconocidos.

Tras estas cavilaciones, apagó el ordenador sin demorarse más y se fue a recolectar chucherías con su grupo de amigos con algo de miedo aún.

Todos sus amigos le prohibieron ir al cementerio, y mucho menos siendo Halloween.

No obstante, entre puerta y puerta, Gael se escabulló, y, no sin cierta turbación, entró en el cementerio.

Aquel lugar era ya de por sí tétrico, pero al ser aquel día tan señalado, hacía que cada mínimo ruido la trastornara. Cansada, se sentó no sin cierto temor en una tumba.

De repente, metros más adelante, junto a un mausoleo gobernado por un ángel de piedra, se encendieron unos focos. Se acercó con premura, olvidando donde estaba.

Cuando ya estaba allí, a contraluz, apareció arriba del mausoleo, junto a la estatua, un hombre con una gran calabaza por cabeza y unas enormes alas blancas. Empezó un grácil volar por el aire, a la vez que cantaba una canción, la favorita de Gael.

En pleno éxtasis, el extraño ángel cayó al suelo; al parecer estaba suspendido por cuerdas, no volaba de verdad.

Gael se acercó a socorrer a aquella extraña “cosa”, que, tras volver en sí, se fue quitando la calabaza. Tras ella apareció Aidan, que, con cierto mareo, profirió las palabras: Te quiero.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Harry Potter y las reliquias de la muerte (o Harry Potter y la madurez)

Nos encontramos en la antesala del final de una ¿gran? saga, y, por supuesto, ante un acontecimiento que cierra el ciclo de toda una generación, ya que miles, que digo, millones de personas han crecido junto a las películas y los libros, pero, lamentablemente, las películas no han ido madurando apenas a lo largo de los largometrajes, más bien al contrario, pero por fin se ve la luz, ya que en ésta séptima entrega una justa madurez se hace visible a lo largo del metraje, aunque como esta es una película dirigida a un público infantil, algunos de los gags eran inevitables, aunque totalmente sobrantes, que restan credibilidad al asunto y quitan calidad.
Parece ser que las críticas a las anteriores entregas han hecho que por fin el director, David Yates (que a parte de las dos anteriores partes de la saga, su trabajo ha sido mayoritariamente para la tele), haya decidido dejar crecer la barba a la historia.
Y no solo ha cambiado la trama y los personajes, sino también la música, que va olvidando un poco esos acordes fantasiosos (y sublimes) creados bajo la batuta de John Williams, y entra en unos más épicos, elaborados por Alexandre Desplat (sus anteriores temas eran mas suaves), que esperamos que terminen de evolucionar en la última película.
Otro aspecto negativo del film, es que queriendo reservar todos los petardazos para la última entrega, han descuidado algunas partes de esta, y, aunque entretenida, para los que no son seguidores, algunas partes pueden aburrir, además de quedarse con la impresión de que a partir de la persecución en escoba (corta pero digna de mención), no pasa a penas nada.
Las actuaciones son correctas, y si bien han mejorado, no es uniformemente, ya que Emma Watson destaca más, quizás porque tiene más peso dramático su personaje, o porque simplemente es mejor. Se echa de menos otras actuaciones en el film, pero no podía ser narrado de otra forma, ya que para que una vez se molestan en hacer una aceptable imitación, no iban a fastidiarlo por otro lado.
La fotografía le da ese tono tétrico y de guerra que persigue la historia, y se acopla perfectamente, pero a veces tanta oscuridad distorsiona la imagen y la afea bastante.
Se podría hablar de esta entrega como una especie de La Búsqueda, pero el tono oscuro antes mencionado, y la sensación de que se está fraguando otra dictadura, hace que más bien parezca que se está buscando el alma de Hitler dentro del mismo Berlín.
Otro apunte digno de aparecer aquí, es la breve historia animada que se cuenta ya avanzada la película, y que supone un punto de inflexión que ha sido encajado con sencillez y acierto.

Nos acercamos al final, y la batalla final está cerca, ¿ganará el señor oscuro (Sauron)? ¿O vencerán los buenos?, no se que pasará pero espero que no sigan cargando con Horrocruxes como si fueran el anillo único.

Expelliarmus!

jueves, 18 de noviembre de 2010

Tuenti, una herramienta de estudio más que loable y gratuita

No me dispongo a enunciar las cosas que se pueden hacer con Tuenti, ni si es mejor que facebook, ni si ya se como se pueden ver las visitas que tengo ni tonterías de ese tipo. Yo hoy quiero mostraros un pequeño estudio que quise hacer apoyándome en esta red social.
Y como todo, esto también tiene un comienzo.
Ayer recibí un evento en el que alguien defendía al Papa y arrastraba por el suelo todos los derechos de los homosexuales (no me pondré de ningún lado en esta cuestión, ya que respecto a ello pueden correr ríos de tinta), curiosamente ese evento hoy ya no existe, pues supongo que iría en contra de las leyes de Tuenti.
Me pareció curioso, pues en él se podían ver comentarios de todo tipo: había quienes hablaban como si estuviéramos en la época feudal, y otros que hablaban como gente supermoderna. ¿Qué es lo correcto? He aquí dónde entra el criterio de cada uno.
Fue entonces cuando decidí hacer lo mismo. Para ello cargué contra un público oprimido: la raza negra; dentro de la cual no tengo conocidos (no porque no quiera, si no por que ninguno se ha cruzado aún en mi vida). Conseguí mi objetivo cambiando mi estado y poniendo:

Que asco me dan los negros.... ahi se vayan para áfrica y se mueran de hambre... que asco dan.

En menos de un minuto mi contador de visitas había aumentado en doce (cuando lo normal es una o ninguna) y ya asomaban los primeros comentarios en contra mía. Los comentarios y visitas se fueron sucediendo en los siguientes 20 minutos, que fue el tiempo que duró el experimento, ya que si llego a alargarlo durante un día entero, que era lo que tenía pensado, me hubiera quedado sin amigos. Durante este mínimo tiempo me cayeron 18 comentarios, tales como:

-pero que dices tío?!
-viva el segregacionismo! ¬¬ pero manu, q son personas, y tienen los mios derexos q tu o yo....
- a las personas hay que respetarlas pero no a las ideas que tengan y por eso, si tu no te reprimes yo tampoco... me parece que te estas pasando.

Yo ciertamente estaba más que satisfecho de lo que creía pues todos mis amigos cayeron en la trampa (menos los que son más cercanos que sabían que eso no podía ser de verdad).
De esto se puede extraer muchas cosas, de entre ellas:

-Que una sociedad es fácil que se ponga en contra de alguien socialmente incorrecto.
-Que se puede crear amistad para combatir un objetivo común, aunque en un principio esas dos personas se llevaran a matar.
-Que te pueden rechazar fácilmente por tener ciertos ideales (aunque bueno, mis ideales inventados para el caso eran algo extremistas).
-Etc

Pero algo latente y que nunca se ve es la hipocresía presente en toda la sociedad. Día a día oímos decenas de declaraciones de personas que sabemos que hace todo lo contrario. Todos sabemos de chicos o chicas que aman a sus parejas mientras les ponen los cuernos, o gente, como podría ser el caso, que defiende en público a la raza negra y después son activistas del ku klux klan, y eso, queridos lectores, es algo que ningún estudio, por exhaustivo que sea, logrará aclarar.

Así que en definitiva, esta muy bien apoyar al pobre y a las clases oprimidas, pero las cosas no se arreglan con meras palabras de apoyo. No se puede ayudar a un pobre llevando ropa de Channel... que es muy bueno estar de la parte de los buenos... pero seamos serios, aunque por fuera decimos que hay que apoyar a todas las minorías, el 95 % de los que lo dicen no le han echado nunca ni 20 céntimos al pobre de la esquina ni quieren en su vida a una persona de otra etnia




Éa

domingo, 14 de noviembre de 2010

Salidos de cuentas

Pocas horas me separan de compartir mi tiempo con el mundo del celuloide, y en este caso, como no podía ser menos, compartiendo mi tiempo con el mundo del humor... y del bueno.
De la mano de Todd Philips, nos llega una Road Movie bastante decente, aunque claro, teniendo en cuenta que este director ya dio a luz a películas como Road Trip (que debería haberse parecido menos a American Pie), o a su hermana Resacón en las Vegas (nominada al Oscar a mejor película el año pasado), el resultado no podía ser una catástrofe, aunque hay algún fallo en el montaje que aún así no creo que empañe el resultado final.
He de decir que quién vaya partiendo con la idea de ver un "Resacón", se desentienda de ella; pero ni mucho menos ésta película le debe mirar con envidia, ya que Salidos de Cuentas profundiza en aspectos que la otra ni miró de reojo.
Y con estos aspectos me refiero al drama, sí, al drama, aunque estamos hablando de una de esas comedias que aflojan esfínteres. Los guionistas de esta película han logrado situaciones cómicas airbag, es decir, que se han protegido de sí mismas y han salvaguardado el realismo de la película, por que muchos gags (que son originales y buenos he de decir), a la vez que han servido para saltar las lágrimas han logrado borrar la misma sonrisa en menos de un segundo, aunque a lo mejor esto molesta a más de uno, ya que cuando uno va predispuesto a reírse, puede que le moleste encontrarse con situaciones lacrimógenas.
De lo que si adolece este guión es de giros de argumento, que me han parecido inexistentes, algo de lo que si gozan otras comedias del estilo, como Sex Drive (2008).
Puede que el guión tenga sus defectos, pero teniendo a Robert Downey Jr (que ha hecho de Iron Man una de las mejores películas de la Marvel) y a Zach Galifianakis (que dio el verdadero y merecido salto a la fama con Resacón) como capitanes de esta embarcación, esos errores quedan difuminados por sus excelentes actuaciones. Y es este un verdadero choque de titanes, que puede recordar a duelos como el de Pitt VS Clonney en la trilogía de Ocean´s o incluso a Pajares VS Esteso en Los bingueros. Es difícil decidir que actuación ha sido mejor, pero en el aspecto de comedia es indiscutible declarar ganador del round a Zach, aunque sin Robert los cambios de tono hubieran quedado más superficiales, así que se podría decir que la fusión es perfecta.
Puede que no sea Resacón en las Vegas (y la comparo tanto para demostrarle a quién lo lea que es malo ir al cine esperando ver la misma película, por que luego vienen las decepciones), pero si es una de las mejores comedias de este año que ya acaba, y también, sin duda, la reafirmación de Galifianakis como uno de los mejores actores de la comedia actual.



viernes, 12 de noviembre de 2010

Scott Pilgrim VS el Mundo

Me senté en la butaca dispuesto a encontrarme con un Kick Ass (una de las mejores del año), pero aunque no es todo lo contrario, si es sustancialmente diferente; así que quien vaya con la misma idea preconcebida que yo, que se quite la idea de la cabeza.

Si Kick Ass nos hablaba de todos los presupuestos que hace el hombre y de lo que importante se lleva en el interior, Pillgrim VS el mundo nos habla de la lucha real que hace el ser humano por conquistar el corazón de otra persona (ya sea homosexual o heterosexual), y es más, este film nos muestra una historia real, de una forma irreal, y para gente que le gusta vivir la vida de una forma metafórica pero con los pies en la tierra. Y esto es lo que se nos ofrece: más de hora y media de metáforas, que camaleonizan espectacularmente el problema principal.

Pero si por algo puede llegar a enamorar esta película es por su apuesta visual y estética que es magistral, desde la muy original entrada de la Universal, hasta la coletilla del final de la película. Con unos efectos visuales que ya podría haber utilizado la deleznable Bola de Dragón, el espectador puede abrir la boca de admiración tan pronto como puede exhalar una sonora carcajada. Sigue la línea estética del cómic (y esto es un supuesto, pues no tenía conocimiento del cómic hasta hoy), que para quien no sepa nada le parecerá genial aún así, por no hablar de la multiplicidad de guiños a los videjuegos clásicos, que hará sobre todo que de la quinta de los 70 en adelante vuelvan a sus tiempos de Space Invaders o Mortal Combat, entre otros (a lo mejor esta película hubiera dado más de sí en formato 3D en este aspecto).

Tampoco dejar en un segundo plano el trabajo de montaje, que encadena escenas con una maestría que hacía meses que no veía, sin duda Jonathan Amos y Paul Machliss han hecho más que bien su trabajo.

Puede que el guión de Pilgrim esté ya muy visto, pero no cae en la tentación de comedia romántica, si no que sería más una película romántica de acción, aunque ciertamente el aspecto visual gana con creces al de guionización (que no se si se deberá a una mala selección del contenido de los cómics o a otro tipo de causas), aunque no es malo ni mucho menos, además, la mano de Edgar Write (Zombies Party) hace que la mezcla entre comedia y acción sea un coctel sumamente apetecible.

En el apartado artístico, destacar la labor del protagonista, Michael Cera (que juraría que las muñequeras que se enfunda vienen de sus inicios con Juno), que convierte al típico Casanova sin muchas luces pero con suerte, en un auténtico superhéroe (que nada tiene que envidiar a los de la Marvel), que vence sin muchos aspavientos a quien se le pone por medio (incluso a la antorcha humana y en breves capitán América Chris Evans, que casi hace en esta película un cameo). El resto de reparto queda un poco deslumbrado por la actuación del protagonista, pero asoman con orgullo la patita por debajo de la puerta Mary Elizabeth Winstead (Death Proff o La jungla 4.0), que es sin duda un potencial para este tipo de películas, y más tímidamente Kieran Culkin (que no se ha malogrado como su hermano), o Abigail Chu (auq aunque su papel es odiable aunque clave, lo salva más que correctamente).

En definitiva, Pilgrim VS el mundo es una película para todos aquellos que se quieran enfrentar a la realidad de una forma irreal, y tener la suerte de no caer en un Game Over.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Los ojos de Julia

Hacía mucho tiempo que no escribía sobre cine, pero ayer fui a ver esta nueva joya del cine español, y presto os dejo aquí mi impresión:

Se apagan las luces, se enciende el proyector, y por el mismo mecanismo que se accionó lo anterior, comienza la tensión, desde el primer fotograma, desde el primer suspiro, desde la primera palabra.
Y es que, los ojos de Julia es eso, tensión pura y dura, siempre se está esperando que pase algo, como en las grandes películas de Hitchkock, que tiene en este film a un claro discípulo, además de un fiel seguidor de los cánones de género. Guillermo del Toro ha confiado en Guillem Morales, y él se ha adaptado al género del suspense/thriller al cien por cien y ha narrado una historia muy muy convincente, teniendo al vilo hasta al espectador más valiente, esto sin duda, aderezado por una más que acertada banda sonora de Fernando Velázquez, que ya hizo lo propio con el Orfanato.
Yo, desde mi humilde posición, desglosaría la película en dos grandes temas:
Los problemas que puede acarrear el ser discriminado como persona, y el ser discriminado por deficiencias físicas (además de la donación de órganos en un plano secundario).
Con el primer tema nos acercamos a películas maestras del género como puede ser el Coleccionista de Huesos o Psicosis (que está más que latente en la película). En el segundo bloque nos iríamos ya a películas como el ojo (y me refiero a la original, no a la americanada), que es la que de verdad aporta eso que comunmente se llama "yuyu".
Por lo tanto, Los ojos de Julia, al igual que la reciente estrenada Buried, es capaz de tener nuestro corazón y pulmones de la mano; gracias a la buena mano del director y a un excelente trabajo con los planos (las tomas de desenfoque son esenciales y más que acertados para mantener la tensión) y la fotografía, comandada por Óscar Faura (parecida a otras del género como el Orfanato o El Exorcista, ya que la mayoría de los acontecimientos se recrean en interiores).
Pero no todos son pros, pues se ha abusado de las escenas violentas, y no me refiero en cuanto a cantidad, que son las justas y necesarias, sino en cuanto a ferocidad, ya que puede herir innecesariamente la sensibilidad de cualquiera, además de desentonar con el resto de la película (aunque claramente el guiño a Buñuel queda que ni pintado, y todos los amantes del cine lo agradecerán).
No puedo dejar de recomendar esta película, y espero que la que ha sido seleccionada para los Óscar (elegida sin estrenar, por cierto), le llegue a la altura de los zapatos, por que sino quedaré profundamente decepcionado con la academia de este nuestro país, que creo que bajo el mandato de Alex de la Iglesia está en muy buenas manos.

El tiempo me dará la razón, o un pescozón.

martes, 2 de noviembre de 2010

Corrupción

Hace un mes y poco, presentí con gran orgullo mi primer corto realizado, que se llama la Teoría de la nada, muy a sabiendas de que improbablemente quedaría el primero (cada mes se elige al primero de la lista). El caso es que con esfuerzo y apoyo de las redes sociales lo conseguí, pero en los últimos minutos del mes sufrí un boicot. Este es el mensaje que envié a los que llevan Filmin.es. Pongo esto en boca de todos para que no se fíen mucho de esta página si quieren que su corto/trabajo, sea maltratado:

Soy Manuel, el director de la teoría de la nada. Cuando subí el corto a vuestra página, supe que no iba a ser muy bien recibido, ya que todos los cortos de esta página están rodados con su buenos equipos y su buen equipo técnico, ya que están hechos por gente que estudia en escuelas de cine o que son respaldados por alguna productora. Pero la mayoría de los cortos no dicen nada, ya que como bien es sabido, lo que importa es la historia. Yo no digo que mi corto sea excelente ni mucho menos, pero me cortó mucho sacrificio llevarlo al primer puesto por medio de apoyo en redes sociales y foros.
Lo peor de todo esto es que, su página, estando patrocinada por productoras importantes del sector, deje que, en la última media hora del mes, se realicen unos 400 votos negativos (y hablamos de 0, no de treses y de cuatros) en mi contra, y otros tantos a favor del que estaba en segundo puesto por una gran diferencia (que es el corto que ha ganado este mes), y que ante esto no se diga nada. Sepan que su sistema de votos y de selección de cortos es nefasto. Porque, en vez de hacerlo mediante elección de jurado, lo hacen a votación, entonces que ¿voy a poder más yo que toda una escuela de cine en mi contra?

replanteense su sistema, y tranquilos, que ya me preocuparé yo también de hacer trampas, ya que para ganar parece ser que es necesario.

domingo, 24 de octubre de 2010

La luz al final del túnel

Por fin, Guardianes de la Luz saldrá al mercado.
Estas ultimas han sido las más agotadoras desde mi punto de vista como escritor, en apenas tres semanas he leído y releído varias partes de mi obra (escrita conjuntamente con el señor Alejandro Manso Covarrubias), algo que para el propio autor es agotador (por eso no tenía ganas ni de actualizar el blog).
Pero tras estos días de ardua paciencia, el fin de semana pasado entregamos el libro al que será nuestro mecenas: Luis, el jefe de la Editorial-librería Semuret, el cual nos ha abierto las puertas de la edición profesional y sacará nuestra novela a la luz dentro de poco más de un mes.
escrbía esto aquí para compartir con todos vosotros mi felicidad, y que, en breves, leáis con gusto la novela.

Cuando sepa más cosas os las iré diciendo. ;)

martes, 12 de octubre de 2010

La dama y el panadero

Hace mucho, mucho tiempo, en el vasto imperio de Coreses, El rey Severiano, que era muy severo, como su propio nombre indica, mantenía a su bella hija Rebeca encerrada en los límites del castillo, para que, según él “ningún hombre indigno la mirara”.
La princesa no se había sumido en la desesperación gracias a las sirvientas de la corte y a su inseparable amigo Uvillines, un pequeño y regordete roedor que siempre frecuentaba sus aposentos en busca de alimento y que era su mejor amigo.
Sólo sabía del mundo exterior lo que veía a través de su balcón. Desde allí oía a los niños reír y cantar, a los campesinos cortejar a las chicas que vendían la comida en el mercado etc. Ella añoraba todo eso, pese a no conocerlo. No podía recurrir a la ayuda de su madre Tina, pues era de la misma condición que su padre, o mucho peor.
Una noche, sentada en el borde de la balconada, acariciando el lomo del roedor, ya dormido, se imaginó como podía ser la vida fuera de palacio: podría vivir en una modesta casa, sin el constante agobio de tener alguien espiándola, preocupada en alguna labor de costura, o trabajando la tierra junto a un apuesto labrador.
Tras estos pensamientos, se fue a la cama, y calló profundamente dormida. Soñó con lo que esa misma noche había pensado, y al despertar se le ocurrió la idea de escaparse un ratito, aunque si la pillaban podría tener consecuencias fatídicas.
Dejó un montón de almohadones en su cama para simular que estaba dormida y encargó a Uvillines la tarea de espantar a todas las cortesanas que entraran en la habitación. Con eso tendría al menos un par de horas de libertad.
Descendió por el balcón gracias a unas enredaderas, y escapó de la mirada de los guardas gracias a que había robado uno de los trajes de las criadas.
Dio una vuelta por la plaza del pueblo, ensimismada con cualquier cosa, todo para ella era nuevo. Tan embobada iba, que se tropezó sin querer con una piedra y calló en un charco.
Antes incluso de que asimilara que se había caído, un joven alto, guapo, pero con algo de barriguita, la ayudó a levantarse esgrimiendo una amplia sonrisa.
Se presentó como Manuel, ayudante del panadero real. Le ofreció levarla a la panadería. Según él, los grandes hornos harían que sus ropajes se secaran pronto. Aunque ruborizada, Rebeca aceptó.
Tras un par de horas allí, Manuel fue reprendido y tuvo que volver al trabajo, no sin antes hacerle jurar a la princesa que lo iría a ver al día siguiente.
El proceso se repitió las dos semanas siguientes, hasta que una maldita mañana los guardias reales entraron a por la princesa, ya que el señuelo aquel día no había funcionado. Fue entonces cuando Manuel descubrió que la chica de la que se había enamorado era la mismísima princesa.
Rebeca fue encerrada en su habitación, y dos guardias se apostaron debajo de su ventana, para evitar que se escapase.
Pero aquella misma noche, el intrépido panadero forjó la barra de pan jamás hecha por el hombre, y, derribando a los dos guardias usando la pala de madera con la que manejaba los panes dentro del horno, usó la enorme hogaza como una enorme resbalina.
Tras un par de gritos, que a Rebeca le parecía oír en sueños, recogió al ratón Uvillines y se deslizó hasta al lado de su amado.
Aunque la noche era oscura, ambos se miraron fijamente a los ojos y se besaron. Después, con premura, pues se había dado la voz de alarma, escaparon al galope en el borrico de Manuel, llamado Tristán.

lunes, 4 de octubre de 2010

El parque

Aquella mañana de otoño, cuando el sol rojizo apenas rozaba el horizonte, me levanté con pesadumbre, dispuesta a pasear y pensar; los últimos meses desde la muerte de mi padre no habían sido muy alegres. Meditabunda, desayuné al lado de Titán, mi pastor alemán, amigo fiel, además de amado, que no se había separado de mí todo este tiempo nebuloso. El sabía que estaba triste, pero tampoco conocía la forma de subirme el ánimo… ¿o sí? Por única respuesta, el can cogió de la silla la correa con la boca y la dejó a mis pies. Con una media sonrisa la recogí y salí con él, a enfrentarnos juntos a aquella fresca mañana.
El tiempo había televisado que habría muchas precipitaciones, pero por el momento la mañana estaba despejada de camino al parque.
Llegados allí, recordé el día anterior y pensé que el atardecer y el amanecer no son tan diferentes como la gente piensa: ambos evocan sentimientos parecidos, en ambos momentos la temperatura cambia…
Me senté en un árbol, mientras Titán jugaba con otros perros. Sus amos, al igual que yo, reposaban donde podían, pese a que todos nos mojábamos debido al rocío de la aurora.
No sé en qué momento me quedé dormida, pero lo que soñé seguía siendo igual de turbio que las semanas anteriores… ¡basta ya! ¡yo también me merezco ser feliz!
De repente, Titán comenzó a ladrar, y la realidad me empezó a arrancar de aquella ilusión. Cuando abrí los ojos, un hombre me tendía la mano para ayudarme a levantar. Algo lejos, mi perro y el suyo se revolcaban por la hierba. ¿Quién sabe? A lo mejor ese día mí suerte cambiaba.

domingo, 3 de octubre de 2010

Buena iniciativa de la RAE

Se puede decir que hoy en día yo sólo veo la tele para ver algún documental (a mi pesar cada vez menos), alguna serie o película, y para ver el telediario. Gracias a que lo veo la mayor parte de los días, pudo llegar a mis oídos la iniciativa de la RAE de hacer una lectura universal del quijote por parte de todos los países hispanohablantes, y como a mí me gusta dejar mi huella en todo lo posible, "payá" que fui.

Os pongo en común esto pues lo veo una forma muy bonita de participar, solo hay que registrarse en el canal del quijote en youtube (además de tener cuenta en dicha página) y se te asignará un fragmento de la obra. Ese pedazo de obra maestra tendrás que grabarlo en vídeo con tu voz y subirlo a la página web, y de ahí al servidor del quijote, y... voilá.

En serio, os animo a que participéis en esta gran idea de la RAE... pero daros prisa, que los fragmentos se acaban :)

os dejo a continuación mi pequeño aporte a esta iniciativa:


">

domingo, 26 de septiembre de 2010

LA TEORÍA DE LA NADA

A ver si mi primer proyectillo llega lejos jaja


video

lunes, 20 de septiembre de 2010

Dormagen

En la Alta Edad media, el noble señor feudal de la región de Dormagen, en tierra de Teutones, se debatía entre la vida y la muerte, tras haber sido gravemente herido en la última guerra con los franceses. Como heredera sólo tenía a su hija, Lara, que apenas había sobrepasado los 20 años, pero él no quería una mujer gobernando todas sus tierras, necesitaba un hombre fuerte e inteligente que pudiera desempeñar todas las labores políticas con mano firme.
Para elegir al mejor pretendiente convocó una justa.
La belleza de la hija del señor feudal era por todos bien conocida, y jóvenes altaneros empezaron a llegar desde todos los rincones del mundo conocido.
Ogüen, hijo de un rico sultán de los países árabes, partió al galope con su caballo negro Lubian en cuanto se enteró de la noticia. En menos de un mes y con ayuda de su halcón Horus, llegó a Dormagen, justo dos días antes de que empezara la justa.
En el banquete de bienvenida, la damisela fue cortejada por todos sus pretendientes, algo que no le hacía demasiada gracia porque se sentía como una mula a vender en un mercado. Aún así todos se mostraron muy gentiles y caballerosos. Su padre hizo especial ahínco en que conociera a Philip, francés, ya que quería hacer las paces con el país galo, puede que para firmar una alianza con el fin de conquistar Jerusalem; estaban comenzando las cruzadas.
Philip no le pareció mal tipo a Lara, quizás algo arrogante, pero en su posición de noble era algo común. Pero había un chico que no le había ni dirigido la palabra, tan sólo se le había presentado. Aquel hombre se había quedado en las caballerizas, junto con su caballo árabe de pura sangre y dando de comer a su halcón, un animal que le había asombrado bastante. Supo que estaba allí cuando fue a ver a su propia montura. Aquel joven se fundía en las sombras con tanta facilidad como la tinta se diluye en el agua.
La luna, que casi estaba llena, le dejó ver su buen porte, aunque algo desaliñado para ser noble, pero consciente de el gran viaje que había hecho, era algo comprensible. No intercambiaron palabra, tan sólo una sonrisa.
Ogüen se quedó hipnotizado con los ojos de la joven. Aunque no había mucha luz, estaba acostumbrado a viajar en la noche cuan felino, y el tenue brillo de aquella luna creciente le había bastado para admirar los ojos de la joven, de un verde oscuro surcado por vetas negras que le recordaban a los ojos de su halcón Horus.

La justa dio comienzo y los combates se fueron sucediendo. Los que caían derrotados maldecían su suerte o a su caballo, alguno de los cuales perdió incluso la vida por los embistes de las largas lanzas.
Como era de esperar, llegaron a la final Philip, respaldado por el señor feudal y Ogüen, que entre combate y combate había intentado ser retirado de la competición; no interesaba que Lara fuera emparejada con gente del sur, y menos cuando la guerra que se avecinaba se disputaría en las tierras de aquel joven inquieto.
Aún así, Lubian y Ogüen llegaron en eprfecto estado a la pelea final.
Cuando iban empatados a 3 lances, y el último iba a decidir el futuro de la joven teutona, los ayudantes del señor feudal visitaron la carpa del francés y le dieron una lanza cuya punta era de hierro, un hasta que si lograba alcanzar al muchacho árabe lo mataría instantáneamente.
Los dos caballeros espolearon a sus monturas y comenzaron a galopar hacia el centro del recinto. En el último instante, Horus, desde un pendón situado en el palco de los nobles, emitió un sonido agudo. Ogüen se percató entonces que la punta de la lanza de su contrincante brillaba a la luz del sol, entonces, milésimas de segundo antes de que la lanza de su enemigo lo atravesara se tiró del caballo, perdiendo por tanto la batalla y con ello el derecho a emparejarse con Lara.
La muchacha contempló desolada como Ogüen se tiraba de su caballo, sin entender el porqué. Cuando se le estaba empezando a aclarar la mente, Philip ya estaba delante suyo dándole la prenda de rigor; Lara no tuvo más opción que cogerla.
Aquella noche discutió con su padre, porque aunque Philip no le desagradaba, sabía que había ganado sin honra, y aunque su padre sólo perseguía fines políticos con su casamiento, ella quería que su corazón perteneciera a alguien para quien fuera algo más que un pedazo de carne.
Llorando, se internó en el bosque, hasta que llegó a los pies de una alberca cristalina. La luna, ya llena, encontraba en aquella laguna el mejor espejo en el que se pudiera reflejar, y aquella estampa tan bonita la calmó.
De repente un pájaro comenzó a volar por encima de ella, emitiendo leves sonidos. Instantes después apareció Ogüen con su caballo. Sin más dilación la agarró y le dio un fuerte beso que la chica no osó evitar. Después, se montó en su caballo y comenzó a irse, sabía que había perdido y que ya no era bien recibido allí, aunque ciertamente, nunca lo había sido.
Lara, todavía relamiendo aquel dulce beso, agarró la espuela del caballo para detener su paso. Miró a los ojos al apuesto muchacho y sus ojos se cruzaron, fue entonces cuando decidieron que aquello no les merecía. Ogüen tendió la mano a Lara y esta la agarró con fuerza, montándose con gracilidad en la grupa de Lubian.
Desaparecieron de aquel marco mágico cuando en el castillo empezaba a sonar la voz de alarma y los guardias comenzaban a buscar a la hija del señor feudal. Pero era ya demasiado tarde.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Las lágrimas y la amistad son dos buenas amigas

Pocas horas me separan de un lugar en el que he compartido pocos metros cuadrados con casi 20 corazones latiendo al unísono. Villarino de los Aires iba a ser un lugar al que todos íbamos a aprender, a formarnos, pero al final se ha acabado convirtiendo en la creadora de una gran familia, con primos, hermanos, y hasta un padre: Santi.
Todo comenzó con miradas bajas y conversaciones de pocas palabras, pero como todos, al fin y al cabo, eramos unos faranduleros (hasta Alma), nos soltamos la melena pronto (un servidor también).
Se podría decir que el detonante, el Big Bang de este curso fueron las primeras actuaciones, en donde se engendraron tres de los personajes que dieron bastante juego durante los días restantes: El Rastrillo, El Cuchara y Albal. Aunque suene raro todo surgió de un sketch con drogadictos, y, aunque no se debería hacer mofa de esto, gracias a ello, conocí a dos grandes personas (y espero que en un futuro próximo, buenos amigos) Pepo (rastrillo) y Juan (cuchara).
Todo era perfecto, y en la habitación número 5, subtitulada la "6 en camping" convivimos nocturnamente (unos más que otros) Luis, Álvaro, Pepo, Sergy, Jesús y yo.
A estos caballeros andantes quedarían de sumar a las vecinas de enfrente, llamadas Carolina, Alma y Laura. C, nuestros otros vecinos varones Juan y Gallego, y, al fondo del pasillo Fátima, Noelia y Laura por un lado y Marina, Raquel y Ana por otro.
He de decir que si hemos discutido, ello habrá supuesto un 5% del total de estos 13 días, algo insignificante.
Conforme iban pasando los días la amistad iba surgiendo y todos nos empezabamos a conocer, surgiendo de esta forma la confianza, un punto muy importante a alcanzar en un campamento XD.
En torno al 6-7 día se podría decir que los lugares de pernotación fueron cambiando, ya fuera por interés amoroso o amistoso ;), cosa que no ha echo sino que nos compenetráramos mejor, porque también se perdía la vergüenza, punto importante también a alcanzar.
El siguiente día de actuaciones fue también memorable, casi mejor incluso. Hubo actuaciones fantásticas tanto por parte del jurado como de los participantes, donde hizo más ahínco la palabra farándula y la canción de "me llaman mala persona" se convirtió en otro buque insignia, compitiendo codo con codo con el pan pal americano, que no se como no le hemos cogido manía XD.
Otro dato importante, que a lo mejor contribuyó al aumento de la locura, fue las pocas horas de sueño ejercidas (con una asombrosa media de 5 horas diarias), que también produjo momentos divertidos, pues las caras de Juan en algunas clases eran de retrato jaja.
Puede que este curso sea en el que todos hayamos sido polifacéticos, pues tan pronto hemos sido indios con sus respectivos nombres (almeja brava, mamut mamao, nutria asesina...) como zombies y personajes de la misma calaña. Tan pronto nos hemos tirado por el suelo, como hemos escalado por paredes, o sumergirnos en el agua para hacernos fotos. Hemos tocado tierra, mar y aire por así decirlo.
Seguro que ninguno de nosotros se imaginaba que podríamos aprender tanto a la vez que nos divertíamos y nos conocíamos a fondo casi sin querer.
Pero todas las cosas buenas se acaban, y ésta se acabó antes de lo que pensábamos (aunque el bus debería haber salido a la 1). Y como bien dijo mi amigo Gandalf: "No os diré no lloréis, pues no todas las lágrimas son amargas".
El mamón de Santi preparó, en nuestra última noche, una dinámica lacrimógena (ayudado de las mejores canciones para ello), en la que no sé sí pensar que nos quería apaciguar para que no diéramos guerra por la noche o para que de verdad afloraran los sentimientos que debían hacerlo, y así fue. Uno a uno, todos fuimos descargando un mar de lágrimas que fue inundando la sala, sobre todo el pobre Jesús, que casi se deshidrata. Los abrazos fuertes, desgarradores estaban por aquí y por allá, porque aunque sabíamos que aquello no era un punto y final, si sabíamos que la cosa no tenía freno, las bodegas se estaban inundando y el Titanic se hundía irremediablemente.
Pero bueno, aquí estamos, cada uno ya en su casa, recordando a cada hora lo que se podría estar haciendo paralelamente en el pueblo salmantino, aunque ciertamente, lo que allí acaesciera era totalmente impredecible, gracias a Dios.
Alguien escribió que lo que pasara en Villarino se tenía que quedar en Villarino, pero era algo inadmisible que todo lo vivido allí, todos los sentimientos compartidos, entrelazados, se quedaran allí encerrados.

Por eso hoy y en los días venideros, cuando pensemos en nuestro futuro de monitores nuestro corazón no hará pum pum, sino...PAN PAL AMERICANO!

domingo, 22 de agosto de 2010

la música

No soy el más indicado para hablar de música, no soy buen judgador de ella, no escucho la música clave de mi tiempo, pero si se diferenciar la música mala de la buena, aunque muchas veces escucho las peores canciones que se puedan poner al servicio de mis tímpanos, pero, como en el cine, que una canción guste no quiere decir que sea buena:

Estaba ayer en la discoteca con mis amigos, disfrutando de una buena noche. Bueno, antes de nada decir que en una discoteca es bastante dificil escuchar buena música, al no ser que sea halloween y por suerte escuches Thriller de Michael Jackson. Pero a lo que iba; es una escena cotidiana el estar en la disco junto con un par de centenares de muchachos más (cada vez más pequeños, dato importante) moviendo la cabeza y brazos frenéticamente, escuchando, cada vez más, sonidos electrónicos y letras que hablan de putas, de negros (sin racismo) y de follar. No creo que sea una degradación de la cultura ni mucho más, pero esas decenas de canciones que escucho al día son pasajeras, como mucho sobreviven unos tres meses, y, si son de alguien "importante" como Beyoncé, dura más porque se le oye en los 40 principales.
Normalmente las letras que menos gente se sabe (de estas edades nuestras sobre todo) son las mejores o las más legendarias. Canciones como I want to break free, Let It Be, living on a prayer, final countdown, future world, the trooper, todas ellas de grupos y cantantes como Bon Jovi, Hellowen, Queen... (algunas no las he oído pero he sido bien asesorado por mi amigo rockero, de los de verdad, Eduardo, solista de Himalia) son canciones que llevan ya a sus espaldas decenas de años, y las que he oído son de las de verdad, de las que transmiten sentimientos, de las que te pueden inspirar al escribir. Pero no sólo hay canciones míticas rockeras, también esta ABBA, Police, Madonna, y un largo etc; largo etc que ahora no se molesta en mirar la juventud ni de reojo, pero que bien llevan, hipócritamente, la ropa de Pull And Bear de los Rolling, de the Kiss, (cosa que pasa igual con James Dean y Audrey Hepburn) y después les preguntan que que es lo que llevan puesto y te dicen: No sé, la compré porque era bonita. Si señores, dan ganas de pegarles.
Asique de repente, en plena verbena (por cambiar de escenario) te saltan con Molinos de viento, una canción que se sale, un poco, de la típica fiesta pagana (que ya podrían tocar otras, que mago de oz da para más) y nadie se sabe la canción, pero berrean y se empujan como si fueran de esos fans fanáticos descerebrados, y, en realidad, piensas si el ser humano ha avanzado algo en algunos sectores.

Puede que la música no sea ningún indicador de coeficiente intelectual, pero se puede saber perfectamente con la gente que tratas por su bibliteca musical del ordenador.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Dos huevos es una tortilla

Un niño, tras llegar a casa, corre hacia la cocina, donde su padre está preparando mayonesa. Se saludan y enseguida el padre nota a su hijo extraño, y no duda en preguntarle:
-¿Qué te ocurre Iván?
-Nada –tras un largo silencio en el que su padre le taladra la mente, continúa-. Hoy… la señorita Susana nos ha hablado de la homosexualidad, y los mayores del colegio dicen que Pablo, mi mejor amigo es de esos mariquitas. ¡Yo no quiero que mi mejor amigo se bese con chicos, que asco!
Su padre se quedó totalmente atónito, dejó de remover la mezcla que estaba cocinando, que, sin lugar a dudas, se habría echado a perder con el parón. Después de cavilar un poco, inició una conversación que podría ser crucial en la educación de su hijo de 7 años:
-¿Y qué problema hay? En caso de que lo sea… ¿hay qué apedrearlo? ¿Vas a dejar de ser tú mejor amigo porque sea homosexual?
-Pero es que… si voy con él, creerán que soy su novio.
-Tampoco tú sabes si lo eres, sois ambos demasiado pequeños para saberlo –pensó de nuevo antes de seguir, aquel tema era algo peliagudo-. Mira, ven un momento que lo vas a entender enseguida.
Puso sobre la mesa de la cocina dos huevos encima de un plato y al lado la mayonesa, ya cortada.
-Como verás, para hacer una buena mayonesa, se necesitan huevos, pero además aceite, sal… y tiempo, son elementos diferentes que, si los mezclamos con sabiduría, obtenemos un alimento muy útil. Esto ocurre igual en la relación que tengo yo con mamá, que, gracias a que nos queremos, todo nos va bien.
-Vale, pero eso no me dice nada, papá –objetó confuso el niño.
-Ahora viene la explicación: si tú coges un huevo y lo mezclas con otro huevo, ¿no sale también una rica tortilla?
-Sí.
-¿Y a ti no te gusta echarle mayonesa a los huevos?
-Por supuesto, aunque me llaman raro por hacerlo.
-Eso ya no viene a cuento. El caso es que, tanto la mayonesa como la tortilla son dos alimentos compuestos por varios elementos, ya sean ingredientes iguales o distintos, ambos sirven para lo mismo, y sólo pueden subsistir gracias al amor y a la dedicación, si no, se cortan, como esta mayonesa que estaba haciendo antes de que llegaras. Gracias a ti me voy a llevar una buena bronca de mamá –el niño se rió-. ¿Has entendido lo que te he dicho?
-Sí papá. Todos podemos formar parte de distintos alimentos igual de ricos.
-Muy bien pequeño. Ahora vete poniendo la mesa, que si no después tu madre se enfada –y le dio un beso en la frente.

martes, 10 de agosto de 2010

La cara y la cruz

Encontró ayer mi madre (quién sino) el libro de donde comenzó nuestra gran historia, por entonces tendríamos unos 12 años como mucho. Me hizo gracia leer algunas cosas. Nosotros, por aquel entonces creíamos que eso también iba a llegar muy lejos, cuan confundidos estábamos, pero bueno, la cosa evolucionó y ahora parece que la cosa marcha. Ahora os dejo la primera página de las dos versiones, la original con faltas de ortografía y todo (y, alomejor la nueva también XD).

Versión antigua:

Capítulo 1: Empieza la historia.

Hola, soy un guerrero, no un guerrero cualquiera, sino un guerrero mágico. Hay muchos como yo, pero hay malos y buenos. Ahora estoy con mis amigos esperando a jugar el torneo mágico mundial, yo represento a España en el nivel joven. Un amigo mío juega en el nivel veterano y otros dos amigos míos estan en mi nivel. He llegado a la final y voy a luchar:
sali del vestuario al cuadrilatero. Dio sonó la campana y sali abalanzo y yo lo esquive, luego lanze la onda negra y vomito algo de sangre. Había ganado el torneo mundial nivel joven. Ahora biene mi amigo, va a empezar enseguidaa. Después de cambiarme vi el combate.
Manuel, mi amigo, se abalanzo con un puñetazo, el adversario esquiva pero Manu hizo un agujero negro que trago al adversario y luego lo escupio fuera del cuadrilatero y lo vencio. Dos copas para España, después de recibirlas nos fuimos a nuestro pueblo, Coreses, donde todos hizimos un banquete de celebracion. Estabamos terminanado a las 2 de la noche cuando un hombre volando (un g. mágico) que disparaba la bola explosiva contra el pueblo. Hechamos a volar hasta el hombre y este dijo: no os entrometais en mi camino.- Alex le dio un golpe y Pablo lo agarro por el cuello y empezo a quejarse. Manu dijo: O nos dices todo lo que sabes, tu nombre, para quien trabajas, que quieres; o te matamos.- El hombre dijo con miedo: soy Jonathan, trabajo para Alberto. buscamos piedras mágicas y me ha dicho que vosotros teneis dos y me mando ir a por vosotros. Manu (que era un mago) le lanzo un hechizo pronunciando unas palabras en otro idioma. Salio un destello dorado y Jonathan se convirtió en un cerdo rollizo y este salio corriendo y chillando ping oing oing hata internarse en el bosque que hay al lado de Coreses, cerca de la casa de Alex.

He contado unas 50 faltas.. jaja, ahora viene la "buena" ;)

CAPÍTULO I: VIDAS AJENAS

Amanecía en el tranquilo pueblo de Coreses una mañana fresca envuelta en nubes, que anunciaban la llegada de las primeras tormentas de primavera. Una suave brisa acariciaba el pueblo mientras los primeros habitantes empezaban a transitar las solitarias calles. Por las esquinas surgían jóvenes lozanos que se encaminaban con pesadumbre al colegio. En la zona más periférica del pueblo, que daba hacia las pardas tierras de secano de la franja norte, había una humilde casa al final de una larga pendiente no cómoda de coronar. Bordeada por una tierra cubierta de cereal y por otra de vides, la morada acogía a un futuro héroe.
Carlos se encontraba frente a su espejo retocándose la barba, al observarse, el cristal le devolvió la mirada mostrándole un hombre alto, con la piel clara; un varón que gozaba de una buena forma física. Poseía una mirada avispada e inteligente que se realzaba con unos ojos marrones de un brillo especial. Su pelo era marrón claro, casi cobrizo. Su nariz era grande y de forma redondeada. Pero su mayor atractivo residía en su barba, que aunque larga, no hacía más que mejorar su aspecto.
Carlos miró de reojo por la ventana del cuarto de baño para ver el temporal que se iba a encontrar al salir: el viento aullaba entre los árboles como una danza macabra envolviendo la casa y golpeando los cristales con fuerza. No iba a ser un día cálido, pero las previsiones tampoco eran nefastas.
Retocándose la barba cuidadosamente, pensaba lo que le iba a deparar un nuevo día de trabajo en la escuela de Coreses como maestro de física y matemáticas. Había sido el sueño de su vida desde jovencito: ser profesor de jóvenes adolescentes y disfrutar enseñando; pero en la sociedad actual, los niños estudiaban poco, eran maleducados y contestaban a sus profesores como si tratasen con nadie; al menos una parte. Además, los estudiantes lo veían como un enemigo y no como el educador que debía ser. Pero dejemos esos pequeños contratiempos que pronto iban a dejar de preocuparlo…


tachán! lo que hacen 5 años de trabajo jeje

jueves, 29 de julio de 2010

Quien mucho abarca poco aprieta

Titulo esta entrada con un dicho que me dice mi abuelo Francisco porque hoy voy con mi amigo alejandro a Onda Cero a las 13:00 para hablar de nuestro libro y mañana iremos a televisión Castilla y León para lo mismo. Parece ser que marcha bien la cosa, porque además de todo esto, una editorial de Zamora puede que se interese por el libro y corra con los gastos, pero como no somos creídos ni nada por el estilo, sabemos que la buena suerte se puede ir tan rápido como ha llegado.

Esperemos haberla cogido por los cuernos y que no se nos escape. Un saludo lectores ;)

lunes, 26 de julio de 2010

El primero de los muchos pasos a recorrer

Y bueno, por fín salimos en el periódico de nuestra ciudad, Zamora, quién sino nos podría brindar la oportunidad de hacernos visibles ante el resto de la población... y además con una página entera para nosotros. Es gracias a estas pequeñas cosas cuando vas viendo materializado los cientos de días de trabajo frente al ordenador y vas asumiendo que lo que tienes entre manos ya no es un juego de niños. En poco tiempo esperamos aparecer en medios locales, ya os iréis enterando.

http://www.laopiniondezamora.es/zamora/2010/07/25/juego-ninos-novela/451619.html

un saludo y gracias por vuestro apoyo

domingo, 18 de julio de 2010

Curiosidades de la escritura

Hablaba ayer con un monitor del campamento en Sanabria sobre cuando un escritor redacta sus mejores líneas, y ambos coincidimos que cuando lo pasas mal, pero mal de verdad. A nuestro parecer era en esos días en los que te quieres alejar a millones de kilómetros del Mundo cuando mejor ponías los puntos sobre las ies. rebuscando encontré esto, consecuencia de un mal día, a ver que os parece:

La pérdida:

Habiendo pasado un día dede su fatídica pérdida....el chico se despertó...su salvacion había sido el alba...ya que acababa de acabar una de las noches más largas y pesarosas de su vida, y no iba en broma.
Apenas había dormido media hora en toda la noche, y por su cuerpo y alma quedaban vestigios de la interminable pesadilla nocturna...
Pensativo, se había levantado varias veces y había mirado la menguante luna...que en vez de devolverle las energías...lo único que le hacía era entristecerlo más...pues las noches pasadas su amada solía reflejarse en ella, dándole en que pensar y un objetivo por el cual su vida tenía mas emoción...pero aquella noche, aunque ella apareció en aquella superficie blanquecina, lo unico que hizo fue darle la espalda y dejarle con el remordimiento toda la noche...
Sabía que ya no había vuelta atrás...pero confiaba en que ella tuviera la suficient benevolencia de perdonarle una vez más...y digo una vez más porque no era la primera vez que le tenía que pasar por alto sus continuas estupideces....si aquella vez lo hacía seria la tercera vez, y el esperaba que última...
Aquella misma noche, entre el baño de sudor que producía su interminable rodar por su propio lecho, juro a Dios...o a lo que demonios estuviera alli arriba...que si salía de aquella no le volvería a fallar...y tan fuerte fue aquella su promesa que hizo en el balcón con el puño en alto y su cuerpo brillando con la luna...que hasta los lobos que rondaban la aldea aullaron con su juramento...
En ese momento no sentçia tristeza, sino ira por ser tan imbécil y seguir siendo un crio...tenia que dejar de ser un vulgar crio y crecer, que ya iba siendo hora....y aunque la chica que queria al final no fuera su verdadera media naranja...al menos le habría ayudado a dar ese paso adelante en lozana vida...
Realmente no sabía que iba a pasarlo tan mal sin ella, y ahí es cuando se daba cuenta de lo que en verdad era esa chica para el...

Y ya de mañana...terminando de recordar aquella noche de brujas...agarró con firmeza los bordes de la cama y aún estando agotado...como si en vez de dormir hubiera estado corriendo toda la noche....y sin ganas de nada, se levantó para enfrentarse al nuevo dia, aunque sabía que aquel no iba a ser mejor; no lo iba a ser asta que ella le decidiera pasar por alto aquella ultima desfachatez....


tatatachán ;)