miércoles, 14 de diciembre de 2011

Vivir y Morir en Zamora

Hace mucho que no escribo nada, por que el poco del que dispongo lo estoy inviertiendo en escribir una novela sobre Zamora con técnicas tarantinescas, esto es, mezclar historias que suceden en el mismo espacio cronológico, pero además irán entremezcladas otras que no aportarán nada a los ejes centrales de las historias.
Tendrá una extensión de unas 200 pags, y si no es editada aquí en Zamora la pondré a la venta de forma online.
La historia cuenta como se vive el día de Domingo de Ramos en la capital, desde que la ciudad amanece hasta que se acuesta.
Os dejó algunos fragmentos:


7:05 Casa del Obispo.

Gregorio se levanta con pesadez, como cualquier ser humano a esas horas. Coge de su pequeña mesita sus gafas y por fin logra ver el Mundo con nitidez. Sonríe, hoy es un día feliz para él, será de los pocos días que vea la Catedral llena de gente engalanada a más no poder. Hoy es Domingo de Palmas.


8:20 Calle Dornajo.

Era domingo y además vacaciones, por lo que, cuando aún sus padres dormitaban, Hugo aprovechó para levantarse y encender el televisor. Hasta que encontró su canal de dibujos vio dos tanques explotar, un tiroteo, dos mujeres tirándose de los pelos y una teta. Eran tan sólo las 8:20 de la mañana.

11:39 Callejón del Polvorín

Manolo y Juan terminan la primera mano de la fachada, enganchan las poleas del ascensor y a golpe de manivela ascienden al tercer piso, para dar la siguiente capa. Mientras esperan a que se seque lo anterior, almuerzan con la bonita panorámica del río Duero:
            -¿Cuántas fachadas habremos pintado con la ayuda de Lolo? –preguntó Juan haciendo referencia al ascensor.
            -Ni idea, creo que siempre he pintado con él, así que habría que irlo jubilando.
            -Si, pues como no quieras comprar otro con el dinero de tu jubilación, no sé yo.
            -Lo que si habría que hacer es cambiarle las cuerdas –dice Manolo agarrando la soga tensa-, que no están mal, pero así nos sería más fácil manejarlo, que ya vamos para viejos.
            -Come y calla, que como no nos demos brío no llegamos a ver la procesión ni de flai, como dice mi nieto.

13:18 Calle sin nombre de las Llamas

            -Tú debes ser Isra, ¿no? –preguntó Mantis cuando le abrieron la puerta de la destartalada casa.
            -Sí.
            -Entonces, por deducción, el de detrás de ti es Rubén.
            -Sí Mantis.
            -De acuerdo, ¿dónde está la chica? –preguntó Mantis mientras se introducía un habano en la boca, lo que les permitió ver un gran anillo de oro.
            -Ahí atrás, en una sala pequeña –respondió rápidamente Rubén.
            -No nos vale, ¿tenéis un sótano o algo similar? –preguntó Mantis rascándose la frente mientras entraba dentro de la casa.
            -Sí, abajo, es pequeño, unos veinte metros cuadrados.
            -Bastará. Ahora escuchadme: me tenéis que traer cloroformo, utensilios con los que amordazar, un soplete, y algún material punzante, el resto ya lo pongo yo… Traedme también un conector de minijack a minijack, que se me ha olvidado. ¡Venga, rápido! –y dio unas palmadas.
            -Por favor. Payo, las cosas se piden por favor.
            -¡Oye! me habéis llamado porque teníais un problema y yo soy el que mejor resuelve estos putos problemas en la ciudad. Cuando salí de casa ya había unos cuantos enganchados online, por lo que como no nos demos prisa, podemos perder miles de euros, por no hablar que es más fácil que nos trice alguien. Perdonad si he sido brusco, pero el tiempo es oro.
            -No pasa ná, es que no soporto que nadie me dé órdenes.
            -Si podemos empezar el show después de comer y alargar la vida de la zorra que tenéis ahí dentro hasta la noche, podemos sacar alegremente setenta mil euros.
            -¡Que de puta madre!- exclamó Rubén.
            -Tranquilo, no nos chupemos las pollas todavía. Quiero tener todo antes de las dos aquí. Y recordad, si me falláis o metéis la gamba, os comeré la cabeza con una cuchara sopera. Que me llamen Mantis no es una casualidad –dijo con soberbia mientras les lanzaba una gran bocanada de su puro-. ¡Ah! Y me ha parecido oler a vino, así que antes de nada, traedme una buena copa para ir entrando en calor.
            -¿Y tú que vas a hacer mientras?
            -Le haré unas fotos a vuestra amiga,  para que se vaya animando la gente en Internet.

Ya me diréis que os parece. Un saludo.






domingo, 27 de noviembre de 2011

Melancholia, de Lars Von Trier




Como crítico aficionado que soy, enfrentarme a escribir sobre esta película resulta harto difícil, porque es tan compleja como el contenido que encierra en sí mismo el Universo.
Ésta, al igual que Anticristo o, más recientemente "El árbol de la vida", son películas densas no aptas para la mayoría de los públicos, no son películas para entretenerse, son películas para pensar y crecer como persona, ejercitan la introspección; en definitiva, es otro cine. En ésta película Lars comparará la destrucción de una persona por culpa de una depresión (que será un MagGuffin) con la propia destrucción del planeta Tierra.

Melancolía cuenta con un precioso prólogo, que en sí mismo podría ser el epílogo, pero digamos que los primeros minutos van cobrando sentido a lo largo de la película. En este prefacio asistimos a bellas imágenes acompasadas de bonitas melodías, que intentan enmascarar el horror visual que resulta ser el choque de dos planetas, convirtiéndolo de esta forma en algo bello, a pesar de los millones de muertes que ello acarrearía.
A diferencia de Anticristo, Lars aquí se ha centrado más en la belleza de la historia que en la belleza de las imágenes, jugando menos con metáforas y diciendo las cosas más claras.
El guión es triste y profundo, lo que no es muy adecuado a las fechas que vivimos, pero como es bien dicho, lo que escuece cura, y tal vez más de uno viendo este tipo de cosas es que no estamos en una época feliz y que de nada sirven las máscaras de felicidad que mostramos al mundo cuando en realidad no tenemos ni un tomate en la nevera.
Las dos protagonistas, Justine (Kirsten Dunst) y Claire (Charlotte Gainsbourg) nos muestran claramente a dos personas distintas: la primera, ha perdido las ganas de vivir pese a que tiene una vida idílica, y su hermana, la segunda, representa a alguien que se aferra a la vida como un clavo ardiendo, a sabiendas de que ha tenido suerte y que no quiere perderlo.
Los dos capítulos rotan alrededor de estas dos mujeres, que nos deleitan con unas excelentes actuaciones, sobre todo Kirsten, que cambia de registro totalmente en esta cinta y nos demuestra mucho de lo que puede hacer. No obstante, los secundarios son también buenos, destacando al marido de Claire, John (Kiefer Sutherland) que representa la esperanza en esta película y John Hurt da la nota humorística pero breve a la cinta.
Toda la historia de autodestrucción va acompañada de una suave música, que tan sólo se acentuará y se hará evidente al final del metraje, cuando ya no hay cabida para las palabras ni los abrazos.

Melancolía es, por tanto, una película para aquellas personas que no busquen en el cine el mero entretenimiento y que tengan una buena autoestima, porque, Melancolía, se la pondrá a prueba.


martes, 22 de noviembre de 2011

Entrevista sobre el libro


En el curso estamos realizando un informativo y, en una de las secciones, mi compañero, Fernando, tuvo la amabilidad y la destreza de realizar la siguiente pieza, que ha quedado de auténticos profesionales. La cámara fue Ariadna.



En unos días colgaré el vídeo de la presentación de Valladolid. Saludetes.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Presentación de "Vivir y morir en Lavapiés"

Como ya avancé hace unas semanas, salía a la venta el libro del nuevo escritor zamorano José Ángel Barrueco y, el viernes, día 12 de Noviembre, lo presentaba en su ciudad natal, en la biblioteca de Zamora.



El encuentro fue rápido y conciso, como la novela, ya que según su escritor tiene el ritmo trepidante de una peli de acción americana de las de antes, en las que no se usaban los efectos visuales por ordenador. José Ángel contó con sus amigos David Refoyo y Choche para presentar su nuevo trabajo a los de la bien cercada. 
David, elogió la labor de José Ángel, ya que éste es el tercer libro que presenta este año, un logro para cualquier persona, aunque el aclaró después que su cuerpo ya le estaba pasando factura.
Después, el propio José Ángel habló de como había ido conformando la historia de la novela, y como la propia ventana de su habitación de Lavapiés era una ventana a la imaginación, a miles de vidas con historias no muy gloriosas pero si dignas de conformar la trama de una historia. Habló también un poco de la segunda parte de la trilogía que empezó con "Asco" y que seguirá con "Angustia", la cual estará a la venta antes del verano que viene.
Por Último, José y Choche leyeron varios pasajes de los cientos que componen la argamasa de la novela para que el público fuera viéndole las orejas al lobo.

A continuación les dejo la entrevista que hizo José para la cadena SER en la que os hablará un poco más de como nació: "Vivir y Morir en Lavapiés"


jueves, 10 de noviembre de 2011

La Voz Dormida

Antes de nada me gustaría que al leer el post tuvieran puesto este vídeo para oír la nana con la que nos deleita Inma Cuesta:



Y ahora, yo os digo, ¿Cómo se puede hablar de una película técnicamente cuando más que cine estás viendo sentimientos a flor de piel?

Y no precisamente se ven cosas bonitas en la nueva película de Benito Zambrano, pues esta adaptación de la novela homónima nos muestra una vez más el peor retrato del ser humano, esta vez no mirando al exterior sino en nuestro propio país y teniendo como enemigos los propios compatriotas. Ya decía Cicerón que las peores guerras son las civiles.

Supongo que por ser la Guerra Civil el marco de la historia, la película me llenó tanto, pues me hizo ver lo que fuimos capaces de hacer los españoles no hace mucho tiempo, y es algo repugnante, ya que lo visto en pantalla seguro que no es lo peor.

Como digo, viendo La Voz Dormida no somos más que meros espectadores del horror de una posguerra y la crudeza con la que se trata al vencido. No es esta una película para creyentes ni para conservadores, a los que está película les picará bastante, y no precisamente porque la cara que se nos muestra de la Iglesia sea errónea no...
No se puede decir que la película sea bella, por desgracia, entrando ya en apartados de fotografía y similares, porque muchas veces no está muy cuidada, excepto en la cárcel y, más directamente, en las escenas de noche, que parecen auténticos cuadros de Goya, pues poseen la misma lugubridad y expresividad.
Dónde sí destaca esta obra es en la pareja de actrices protagonistas: Inma Cuesta y María León, que nos entregan unas actuaciones tan nítidas y perfectas que parece que vivieron de verdad el horror de la época. Sobre todo despuntan las bonitas canciones que canta Inma, recitadas con mucho sentimiento (del de verdad), y del desparpajo y humor que le aporta María a estas imágenes tristes, siendo la nota blanca de esta tragedia griega y, la que por tanto, más llegará al espectador.
Mucho que ver tiene también la música compuesta  por Magda Rosa Galván y Juan Antonio Leyva, que nos traen una partitura de la tierra, aderezada por los propios himnos de la psguerra y por las nanas creadas por Carmina Agredano.
Por lo que he podido saber, la novela original contenía más tramas, pero, como siempre, la guillotina del guionista ha tenido que seleccionar lo más relevante, y, a vista del resultado, creo que ha hecho una buena selección, aunque siempre es recomendable leerse el libro.


Como bien dije arriba, se me ha hecho muy difícil deciros algo técnico de la película, y se me olvidan cosas, pero no quiero que la gran importancia que ha tenido para mí la trama sea eclipsada por fallos de raccord, guiones malos ni demás pamplinas... el cine nos cuenta historias y ¿si la historia nos gusta y transmite de verdad lo que quiere, que más dan los fallos técnicos?


Por tanto, os invito a mirar cara a cara a lo que fuimos, precisamente en estos tiempos en los que este país nuestro vuelve a flaquear, Amén que no por una guerra.
Sed valientes, y si sois de los que se emocionan, no olvidéis los pañuelos, porque normalmente las historias sobre la guerra no acaban bien.

martes, 8 de noviembre de 2011

La vida es algún momento especial y cuatro patadas en los cojones.




Hoy, bueno, hace un par de horas, he disfrutado de otro de los recitales de poesía (bueno, este en concreto unía poesía y prosa) de Manolo Madrid, escritor zamorano, en la Casa de José Zorrilla, en Valladolid.

Allí, el poeta, además de regalarnos el tiempo valioso del día de su cumpleaños, nos ha deleitado con su buen escribir y con retazos de su siguiente obra, que promete remover tierra y aire.
Pero, sin duda, el mejor momento que he vivido en el día, ha sido cuando, después de tomar un par de rondas con nuestro mentor, Alejandro y yo hemos ido con él al Café Compás, otro bar de calada cultural de la capital castellano leonesa. Allí, para suerte de mis oídos, había un trío de muchachos cercanos a mi edad tocando música jazz con cierto arte y mucho empeño de hacerlo bien, hasta uno de ellos tiraba un aire a Woody Allen.

En cierto momento, el trío comenzó a tocar una versión muy armoniosa del cumpleaños feliz (que tiene el honor de ser la canción más versionada de la historia), lo cual hizo mucha gracia en el recogido bar pucelano. En ese momento estaba sentado con otras cuatro personas: Alejandro, Miguel, Manolo y el dueño del bar, entonces, miré a mis acompañantes y pensé un poco en la vida; me suele pasar a veces, me pongo a pensar en cosas complejas en situaciones de lo más inoportunas, pero no puedo remediarlo, vengo con tara.
El caso es que me fijé en la risa de Manolo, en lo bien que lo estábamos pasando, en que ellos eran ya bien mayorcitos y que Alejandro y yo éramos bastante jóvenes aún, y pensé: esto es de verdad la vida, el resto tan sólo es paja que ni al corazón interesa. Pensé en comentárselo a Manolo, pero no me pareció apropiado.
Después de andar por estos lares de mi cabeza me levanté a Dios sabe que, que por más que intento recordarlo ya no sé a que se debió que levantara el culo del asiento (y eso que ha pasado hace dos horas escasas), el caso es que cuando volví, mi amigo Alex estaba copiando en una servilleta una frase, que pude leer cuando acabó de escribir y que es la que da título a esta entrada. Entonces, sonreí y me dije: tan loco no estaré si hay más gente que piensa lo mismo.

A continuación os dejo el enlace al blog de Manolo y uno de sus numerosos poemas, y si os animáis a leer algún libro suyo, los tenéis en la biblioteca y en la librería Semuret.


Sueño






Desde el misterio que en la noche se apodera de tu mente, nacen las ideas, como pequeñas larvas que luego se tiñen de colores, poemas de sueños y enigmas que se ignoran, hasta que llega el día y vuelan mariposas.




Sueño que me estremece,
con esos blancos espectros,
cubiertos de capuchones
y largas togas doradas,
por las que asoman picudas
sus babuchas desgastadas,
alumbradas por las luces
de mil cirios temblorosos
al aire de madrugada.
Luego, en el cementerio,
tras esquivar los fosos
y saltar las sepulturas,
en un círculo sagrado
bailan mi cautiverio,
alumbrados de candelas,
al pie de un largo ciprés
arrancando de mi lecho
sosiego que me abrigaba.
Fantasmas de ser perverso,
demonios de madrugada,
los que danzáis en mi cama
con esos lúgubres cantos
en mi calma improvisada,
esbozando en mi universo
las heridas desgastadas
que en otro pasado tiempo
despellejaron mi alma.
Espíritus y aparecidos,
visiones disparatadas,
sombras que me quitáis
el sueño que me adormece
y mis desdichas sosiega,
disgregaos en el espacio,
que revestido de estrellas
vuestras voces apaga
y vuestra esencia desarma.
Sueño que me transporta
a otras vidas más hermosas,
no dejes que me amenacen
esas larvas traicioneras
asomadas en mi noche,
apagando el dulce aura
donde brillaba mi luna
la de la cara redonda,
la de mi buena fortuna.


Manolo Madrid
Del poemario “Palabras, sólo palabras”

domingo, 6 de noviembre de 2011

Oye, ¿Tienes un eurito?

Quizá os sintáis identificados con lo que vais a leer, quizás no;  pero este no relato no es más que una conversación un tanto utópica a la que os podréis haber enfrentado en vuestra vida y que probablemente viváis más veces. Espero que os guste.







Roberto iba tranquilo por la calle, acompañado por su novia, Carla, era invierno y el viento era tan fuerte que impedía mirar al frente, a ese paso no sabían si llegarían al cine. Debido a ello no se percataron de que una extraña pareja se acercaba.
En pocos segundos ambas parejas se chocaron.

-Hola chicos, tenéis un cigarro -preguntó un hombre con no muy buenas pintas, su acompañante tampoco era mucho mejor.
-Pues no, no fumamos ninguno de los dos -respondió Roberto intentado disimular su impresión a la vez que seguía su recorrido.
-Oye chico, y un eurito no tendrás ¿no?
-¿Para qué? -preguntó de nuevo el chico.
-Pues para comer, para que va a ser.
-A lo mejor si pidieras las cosas con mejor educación, te daríamos algo -añadió Carla en defensa de su novio. Se fijó en los ojos del hombre, marrones, con el globo ocular oscurecido; el pelo hacía semanas que no veía el agua.
-Ayudadnos por favor, que estoy de cinco meses -imploró la mujer, la cual si estaba embarazada de cinco meses debería ser de un canario.
-Por favor, dejadnos ir, llegamos tarde al cine -en cuanto terminó la frase Roberto se dio cuenta de su error.
-Por lo que veo no tienes dinero para darme, pero si para ir al cine, joder con los ricos -dijo el hombre-. Mira, dame algo e iros -dijo extendiendo el brazo, el cual tenía lleno de extrañas marcas.
-Si supiera que te lo vas a gastar en comida te lo daría, pero lo dudo.
-¿Que pasa, que por ir sucio ya tengo que ser una mala persona?
-No señor, mi novio no ha querido decirle eso, tan sólo que vamos con el dinero justo y no podemos darle nada.
-Tranquilo, que cuando sea rico le daré todo lo que quiera.
-Y encima me putea el niñato este. Pues como tenga que esperar a que tu seas rico...
-Pues no esperes. Deja de ir por la calle pidiendo dinero y busca un trabajo, y tu mujer o lo que sea también. Si yo ahora voy al cine no es gracias a que mis padres han pedido dinero en la calle. Y ahora si no os importa dejadnos pasar.
-Déjalos ya Luis, si tienen razón al fin y al cabo.
-Tú eres imbécil, a ver como vas a pagar el pico de hoy, con buenas palabras no se hace nada -y agarró por el brazo a Roberto.
Roberto sabía que podía tumbar de una patada a ese pobre desgraciado, pero... ¿como iba a hacer eso?
-No me hagas llamar a la policía. Y piensa en lo que te he dicho, ninguno estamos condenados a ser unos fracasados ni a ser millonarios. No sé porqué llevarás la vida que llevas, pero puede mejorar, eso fijo, y si necesitas ayuda, acéptala, que hay muchos sitios donde la dan -y con esas palabras, tanto Roberto como Carla pudieron acudir al cine.

Al día siguiente, Roberto iba de camino a por el bus, ataviado con un abrigo y una bufanda que apenas dejaba un cuarto de su cara a la vista. Iba enviando un mensaje cuando de repente oyó:

-Oye chaval, ¿tienes un eurito?






jueves, 3 de noviembre de 2011

Un día en la vida



Hoy es un día importante para mi como bloguero, es la primera vez que cuelgo aquí una película íntegra, pero porque esta es una de las pocas ocasiones que una película se puede visualizar de forma gratuita. 

A day in a life, producida por Ridley Scott, nos muestra cientos de vidas de todo el Mundo en una hora y media de metraje, por lo que tendremos una visión global de lo que pasa en este planeta nuestro en tan sólo un día, comprimiremos experiencias de distintos colores y sabores, y veremos como mientras unos ríen, otros lloran, mientras unos mueren, otros nacen.
Y ya no me extiendo más, que lo disfrutéis, porque de verdad merecen la pena estas apuestas tan originales.





martes, 1 de noviembre de 2011

Gaddafi, ¿Héroe o Villano?


Hoy he leído un artículo publicado que habla sobre los logros reales de este "dictador". No digo que lo que vais a leer sea real, pero da que pensar:


Hemos visto las vergonzosas imágenes de Hillary Clinton partiéndose de risa con la frase ” LLegamos, vimos y vencimos.” Frase que usaba Augusto Cesar tras destruir a un pueblo para hacerse con sus riquezas y extender el imperio. Se ríe celebrando que la farsa y el despliegue mediático orquestado para distorsionar lo sucedido en Libia, haya surtido el efecto deseado: Que nadie se haya rebelado en contra del brutal y aberrante linchamiento, sodomización con una barra de metal y posterior asesinato del jefe de estado libio Muhammar el Gaddafi. Los medios de comunicación de gran audiencia y gran tirada, nos han contado que era un terrible dictador que tenía el desierto plagado de fosas comunes con los cadáveres de sus víctimas civiles. Pero la única fosa encontrada cuyas imágenes han dado la vuelta al mundo en los informativos ( “desinformativos” diría yo ), al final contenía huesos de camello y elefante. No entiendo que tales especies se apiñen juntas para morir y nunca he visto a un camello enterrando a sus muertos. ¿ No será que alguien los puso allí para dar justificación y via libre de la oposición pública a la barbarie de la OTAN? Ahora entiendo los argumentos de los que se resistían a que España entrara en la OTAN hace casi 30 años. ¿Como se sentirán los soldados españoles que han vuelto de la misión en Libia convertidos en asesinos, tras comprobar que lo que les contaron que iban a defender era mentira?. No puedo evitar que todo esto me suene a la famosa pregunta: ¿ Donde están las armas de destrucción masiva?. Ahora nos preguntamos: ¿ Donde están las fosas comunes?.
Una cosa es cierta:
 En 1951 Libia era uno de los países mas pobres del mundo. Antes de la invasión de la OTAN los Libios disfrutaban de la Renta per Cápita, el indice de desarrollo humano y el nivel de vida mas alto de África, mas alto que el de Rusia, Brasil y Arábia Saudí. En Libia la vivienda es considerada un Derecho Humano ( no como en España que el derecho constitucional solo figura en el texto, pero si no puedes pagar te deshaucian: 16.300 deshaucios al mes de media nacional.) Cada nuevo matrimonio recibe 50.000 dolares del estado para la compra de una vivienda y la electricidad es gratis para todo el mundo, nacionales y extranjeros. Gaddafi se comprometió a dar vivienda a todo el país antes de que sus padres muriesen y dijo que sus padres serían los ultimos en recibir vivienda. Lo cumplió. Desgraciadamente su padre murió antes de poder ser alojado. Antes de Gaddafi la alfabetización en Libia era del 20%, ahora es del 83% gracias a su Sistema de Enseñanza Gratuita Universal Pública. La Sanidad también es Pública, Gratuita, Universal y de gran calidad. Si algun Libio no puede encontrar la educación o sanidad que necesita en Libia, el estado sufraga todos los gastos para que los obtenga en el extranjero independientemente de su situación económica. Todos los créditos tienen un 0% de interés por ley.
El gobierno sufraga el 50% de la compra de un coche a todo Libio sin excepción. El precio de la gasolina está fijado en 0,14 dolares por litro en todo el país. Si un ciudadano Libio solicita convertirse en agricultor, el gobierno le entrega gratuitamente tierras, casa, equipamiento y semillas. El 1 de Julio de 2011 1.700.000 personas se manifestaron en Trípoli contra el bombardeo de Libia por parte de la OTAN. Esta cifra representa el 95% de la población censada en Trípoli y un tercio de la población del país ( Una gran cifra teniendo en cuenta que en los informativos se ha dicho que los Libios no tenían derecho a la libertad de expresión ni manifestación.) El Banco Central de Libia es propiedad del estado al contrario de los de occidente. Así se entiende que el Estado tenga economía para construir y mantener todo esto, ya que los beneficios de la banca no van a manos privadas sino a las arcas públicas para ser reinvertido en la población. Para conocer las ideas de gobierno de Gaddafi es de recomendada lectura el ” Libro Verde” escrito por él, donde dice cosas como que el mejor sistema es la Democrácia Directa, que los parlamentarios demócratas son inherentemente corruptos, y que las personas pueden y deben representarse a sí mismas.
Lo más curioso es que tras décadas en el poder la OTAN y sus aliados lo hayan derrocado ahora, siendo que en otro tiempo se le recibía en la ONU y se fomentaban cordiales relaciones estratégicas y comerciales con los líderes de los países que conforman la ” coalición militar salvadora”. Hay que resaltar que los mercenarios a los que se ha llamado opositores rebeldes como si fueran civiles sublevados, llevaban vestimenta militar y subfusíles de asalto. Tampoco me entra en la cabeza que cada Libio guarde armas y vestimenta militar en casa para cuando llegue la ocasión de asesinar a su jefe de estado. ¿Quién financió la operación mal llamada revuelta popular? ¿Tal vez fueron las empresas multinacionales y sus consejos de administración que a principios de año se preocuparon por la amenaza de Gaddafi de cerrar el grifo del petróleo Libio? Esta afirmación del blindaje de sus recursos se debió a que en 1990 Libia fue acusada de ser responsable del atentado al Panam 103 de Lockerbie,  pero a principios de este año por filtraciones producidas en el seno de la administración Norteamericana ha quedado demostrado que EE.UU pagó cuatro millones de dólares a cada testigo del juicio para declarar contra los acusados Libios. Estos testigos se han retractado ahora ante las evidencias filtradas. Es comprensible que desde el anuncio, el Gobierno Libio estuviera luchando por eliminar el pago de su petróleo en dólares norteamericanos y cobrarlo en dinares de oro Africanos. Esta medida junto a la drástica reducción de la cantidad diaria de extracción provocó que Sarkozy llamara a Libia ” la amenaza financiera de la humanidad. ” Una de las primeras cosas que los rebeldes han hecho desde que han asumido el control del país, es crear un nuevo Banco Central de Libia que es Propiedad de Rostchild como los que tenemos en occidente ( BCE, Banco Mundial, FMI). La familia Rostchild domina el tráfico de más de la mitad de la riqueza mundial. Los bancos de Rostchild crean dinero de la nada y se lo venden a las entidades financieras a un bajo interés y éstas se lo entregan a los países en forma de créditos, o ” rescates ” como lo llaman ahora, a un alto interés ( son aquellos a los que llaman inversores de los mercados financieros en los informativos), lo cual provoca que para pagar los créditos hay que hacer grandes recortes del gasto público en dichos países, para entregar el dinero derivado de los impuestos sobre la actividad productiva, a los bancos que son los acreedores de la deuda externa. Con este sistema de circuito cerrado nuestros nietos seguirán siendo deudores de los bancos de Rostchild. La deuda supone capacidad de control de los mercados sobre los poderes políticos que se ven incapaces de hacer frente a la crisis de dicha deuda y obligados por tanto, para evitar el desastre, a tomar decisiones que de otro modo jamás habrían tomado ( como cambiar la Constitución Española inamovible durante 30 años en una semana, con un pacto entre formaciones políticas enfrentadas como PSOE y PP).
Al contrario que los líderes de las democracias de occidente Zapatero, Cameron, Sarkozy, Obama, ect… Gaddafi se negó a vender a su pueblo a un sistema de esclavitud financiera. Libia está libre de deuda externa gracias a su banca pública y las decisiones financieras y de gestión de la era Gaddafi. Tal vez sea esa independéncia y la capacidad de control y presión sobre occidente a través de sus decisiones en su economía del petróleo ( Petróleo que occidente necesita en demanda creciente para reactivar su economía y tener un alivio de su crisis de deuda), la que ha provocado este conflicto con rebelión que nada tiene de civil e intervención militar de la OTAN. No se explica que hasta finales del pasado año Gaddafi tuviera el apoyo del 81% de la población ( cifra que no tiene ningún líder de gobierno de occidente) y en verano de este año estallára una supuesta rebelión civil, que termina con una vergonzosa carnicería en su persona, la de uno de sus hijos y más de 300.000 de sus seguidores ( cifra estimada por agencia Roiters y agencia EFE) dispuestos a defender el país con su vida de la invasión extranjera. Nos han contado que los Libios no eran libres; pero de hecho estaban libres de la dictadura financiera de los mercados y los bancos de los Rostchild, libres de la globalización económica capitalista, libres de las crisis de deuda y las recesiones de ciclo, libres de la dependencia del petróleo extranjero y su crisis de fluctuaciones de producción y escalada de precios. Pero a Gaddafi los medios extranjeros le llamaban dictador. Todas esas libertades que no disfrutamos en la Unión Europea, ni Estados Unidos, ni en ningún lugar del mal llamado mundo desarrollado de occidente las disfrutaban los Libios desde hace décadas. Tal vez por eso hacía años que no se conocía una manifestación en el país y no por miedo a represalias gubernamentales. Esas libertades han muerto con Gaddafi, veremos en los próximos años que ocurre con el índice de desarrollo humano, la Renta per Cápita, la vivienda garantizada, la sanidad y educación gratuitas, la electricidad gratuita, el combustible a 14 centavos el litro, la subvención en la compra de vehículos, la subvención sanitaria y de estudios en el extranjero, la entrega de tierras, equipamientos y ganado a emprendedores, ect…
Ya veremos a donde va a ir a parar el beneficio de la exportación del petroleo Libio y que empresas se van a encargar de dicha explotación. Ya veremos como van a gobernar los libertadores del pueblo que han privatizado los bancos y han impuesto la ley islámica nada mas subir al poder. Y ya llamaremos terroristas a aquellos que desesperados se resistan a abandonar su anterior estado de las cosas. Pero seguro que nos vendrán bien para justificar futuras intervenciones militares cuando aquellos a los que ahora hemos apoyado para librarnos de Gaddafi se desvíen del camino que les tenemos marcado ( Tal como sucedió con Osama Bin Laden en Afganistán, excusa que también fue usada de paso para invadir Irak y quedarnos con su petróleo tras asesinar a Sadam  Hussein). Ahora es el momento de reir con Hillary Clinton porque llegamos, vimos y vencimos. De usar los recursos de Libia para reactivar el crecimiento económico y el buen devenir de las corporaciones occidentales que dejarán su pago religiosamente al pasar por caja en los bancos y tal vez estos crímenes nos saquen de la crisis. Y si todo esto va en detrimento de la calidad de vida de los Libios que se manifiesten que para eso les hemos liberado de su líder dictador.




martes, 25 de octubre de 2011

Breve comentario sobre la Seminci




Ayer pude asistir al festival de cine independiente de valladolid, al que ya es el segundo año que asisto. Por problemas técnicos con el autobús no pudimos ver la sesión de las 9:00, por lo que ya sólo pudimos asistir a la sesión de las 12: 00 y a la de las 16.00, aunque si de mí hubiera dependido me hubiera quedado también a las restantes; una pena no poder asistir a más.

A continuación os comentaré brevente mi parecer sobre lo que ví, para que si, llegados a su momento, podéis disfrutar de ellas, las veáis o no.

La primera película que vimos fue Medianeras, una coprodución entre España y Argentina. su temática era romántica, una típica historia de vidas separadas pero vivida de una forma contemporánea y arraigada en las nuevas tecnologías y en la arquitectura de Buenos Aires. Por tanto nos encontramos con la misma historia de siempre pero contada de una forma bastante original y que tiene su acercamiento a la narración lírica a la vez que nos acercamos también a la soledad de todas las personas que no comparten su caja de zapatos con nadie. Los actores principales está bien, sobre todo Pilar López de Ayala, pero creo que la historia peca de un final demasiado precipitado, eso es todo. Los aplausos al final de la película certificaron que la película habían gustado.

Esta película iba precedida de un cortometraje animado, Fugue (Suecia) que hablaba sobre como nos cegamos en ayudar a algo que ya de por sí se sabe cuidar a si mismo. 

La segunda película, Monsieur Lazar llegaba desde Canadá pero rodada en Francés, y aportaba un amplio mosaico de temas entrecuzados, profundos y muy bien enlazados. En esta película se nos ha hablado de inmigración, de adaptación, de la opresión existente todavía en Argelia con la mujer, y, sobre todo, el concepto de la muerte en los niños pequeños, que hace que maduren antes de tiempo.
Monsiur Belzak resultó ser una bella historia contemporánea en la que todos los personajes, desde el más importante al menos relevante, tenía su personalidad bien creada y definida, además de contar con planos largos llenos de expresividad que denotaban la buena mano de su director, Philippe Falardeau, además de contar una historia totalmente verosímil, instructiva y prácticamente perfecta (el guión es también del director). La ovación fue grande para esta película (creo que fui el último en dejar de aplaudir).

El corto que acompañaba a este film, Blue (Nueva Zelanda), "nos hablaba" en cierta clave de humor/violencia de como un personaje público querido en su tiempo, queda literalmente visto para sentencia cuando el populacho se olvida de él. Esta ha sido mi interpretación del corto, ya que en realidad la historia no es nada clara, y ninguno de mis acompañantes sacó nada en claro. intuyo que el resto de la sala tampoco pues no se oyó ningún aplauso, ni siquiera un intento.

Por tanto, diré que para mí ha sido mejor Monsieur Balzak, sobre todo por la profundidad de los temas tratados en ella, un dato muy importante a tener en cuenta en estos festivales de cine independiente.


Hasta el año que viene, Seminci. 


P.D: Os dejo un vídeo, que constituye el epílogo de Medianeras, no os aconsejo verlo si no lo habéis visto antes la película, pero os lo pongo porque es bonito y peculiar.


http://www.youtube.com/watch?v=YL9FnrkzdpE

 











domingo, 23 de octubre de 2011

Mientras Duermes





Apenas estrenada Intruders, llega otra película con tintes de terror que, al igual que la otra tampoco es de terror, paradójico, ¿no?, pero bueno, ya estamos acostumbrados a encontrarnos con productos que no son en realidad como se venden. Lo que si tienen ambas es que sin ser de terror porque dan miedo, y miedo del que se puede sentir día a día.
En esta cinta, Jaume Balagueró nos adentra en la vida de César, un personaje atormentado y que no encuentra otra solución para no tirarse desde la terraza que fastidiar la vida a todos los que están a su alrededor, en especial a Clara, una de las vecinas del bloque de pisos en el cual trabaja como portero.
Vemos como este personaje va evolucionando de ser alguien romántico que persigue dulcemente a su presa a transformarse en un excelente psicópata, por lo tanto, se podría decir que la película pasa de ser un melodrama con toques de comedia, a resultar un thriller psicológico con altas dosis de suspense, inyectadas directamente en las venas del espectador y haciendo efecto más rápidamente que el cloroformo de Luis Tosar.
Y si alguien se lleva de calle a todo el populacho que está en la butaca, ese es Luis Tosar, que de nuevo se mete de lleno en su papel y nos demuestra su gran capacidad camaleónica para transformar cualquier personaje a su antojo con un auténtico verismo, transformando su rostro de un apacible portero, a alquien con quién no te gustaría cruzarte de noche.
Al igual que en póster de presentación de la película, el actor acapara la atención, pero también cabe a destacar la actuación de Marta Etura, que mejora conforme van pasando los fotogramas, y el curioso a la par que odioso papel de Iris Almeida, una de nuestras benjaminas que habrá que seguir de cerca.
El guión es bastante correcto, pero cuando la película se empieza a poner más compleja, empiezan a quedar demasiados huecos, unos más bien tapados, y otros por los cuales e empieza a escapar el agua de las goteras, lo que hace que pierda verosimilitud, pero se podría decir que los clímax están perfectamente calculados aunque el final no guste a más de uno.
Las miradas, los sonidos, y las sonrisas están decoradas con la música de Lucas Vidal, que pasa tan disimulada como el ruido de las pestañas al cerrar los ojos, aunque más relevante aún si cabe es el cariño que se ha dedicado en captar todos los ruidos de ambiente, tan relevantes en todas las películas en las que el silencio es el dominante de la escena.

Con una imagen decente pero no destacable, Mientras Duermes nos hará mirar de otra forma nuestra vida cotidiana, y desearemos no tener portero en nuestro edificio. Nada ni nadie es lo que parece.







martes, 18 de octubre de 2011

Límites entre la realidad y la ficción

Durante el desarrollo del curso de guionista, estamos haciendo muchos ejercicios de redacción para que comprueben nuestro nivel de escritura y, entre ellos, nos mandaron ver la película de Big Fish para hacer una redacción que tratara sobre los límites de la realidad y la ficción. Yo os enseño a continuación, para que deis vuestra opinión al respecto:



¿Límites? ¿Quién dijo límites?

Límites significa restricciones y, tanto la realidad como la imaginación, no conocen dicho vocablo. La realidad, porque cada día se hacen palpables teorías, objetos etc. que antes eran impensables y, la imaginación, porque nunca ha tenido mayor restricción que la del propio ser humano, es, por tanto, inabarcable.
Lo que sí pienso es que la realidad está subordinada a la imaginación, porque para crear nuevas realidades es necesario haberlas pensado antes y, por consiguiente, imaginado.
La diatriba llega cuando hay que separar la realidad innata del día a día, de la realidad que nosotros nos imaginamos para que ciertas partes de nuestra vida sean más llevaderas, que es el caso que nos ocupa en Big Fish.
Como decía líneas atrás, el límite está impuesto por la propia persona, por lo que alguien poco imaginativo no se saldrá de las líneas de: nacer, crecer, reproducirse y morirse, y sería la típica persona que contaría un chiste de la misma forma que se lo han contado a él, sin añadirle su toque personal.
En cambio, una persona a la que le guste imaginar, crear a partir de la realidad, podrá disfrutar de más aspectos de la vida cotidiana y ser capaz de engrandecer cualquier historia que le cuenten.
En Big Fish tenemos los dos casos, el padre sería el hombre que deseaba poder vivir en su fantasía y, el hijo, el que ponía todo su empeño en no salirse de las líneas marcadas de su destino. Al final veremos como el hijo entiende que de vez en cuando es bueno evadirse para que la vida sea más llevadera, para que no parezca tan cruel.
La diferencia de entre estos dos factores es voluble, porque para unos algo real puede ser ficicio, y para otros algo ficticio puede ser real. Por ejemplo: una mujer puede pensar que es mera ficción que su marido la engañe por el simple motivo de evitar la discusión, la separación etc, el caso contrario es más quijotesco, ya que normalmente quién cree real algo que es puramente ficción es tachado de loco.
Pero, en cuanto a la separación real entre estos términos, sólo el que ha inventado la historia, o quién participó de ella, puede realmente discernir que es real y que no, aunque, conforme vaya pasando el tiempo, para esa misma persona saber diferenciar lo uno de lo otro será cada vez más difícil.
Por tanto, en mi opinión, no hay que establecer un límite entre lo real y lo irreal, si no saber sacar el máximo partido a estas dos realidades tan reales y a la vez tan distintas que nos acompañan día a día.




"La imaginación tiene sobre nosotros mucho más imperio que la realidad."
-Jean de la Fontaine-

miércoles, 12 de octubre de 2011

Intruders




No me dan miedo las películas de terror por el mero hecho de que una gran mayoría se basan en fantasía, sólo las que crean el miedo a partir de la realidad pueden llegar a convencerme... Intruders es de esas.
En esta nueva película de nuestro director Juan Carlos Fresnadillo indagamos en el mundo de las pesadillas a través de la historia de dos jóvenes y sus familias que poco a poco se irán uniendo, y hasta aquí puedo escribir.
La película está dirigida de una forma tenaz, con composiciones de imágenes notables y con un montaje acorde pero menos llamativo, aunque hay escenas que son excelentes pese a su sencillez, como unos de los últimos planos en los que se ve como la pesadilla llega a su fin.
No obstante, pese a que la película promete una historia que podría ser perfectamente real, tiene una línea narrativa que chascarrea, lo que hace que parte del relato sea previsible para el espectador aventajado y, hoy en día, quién más, quién menos, lo es, por no decir que en el doblaje al español fallan algunos de los aspectos relacionados con los personajes, pero ya sabemos todos que la V.O siempre es mejor que la doblada.
En el apartado artístico, desde la gestión de producción hasta las actuaciones, pasando por los efectos visuales, todos están también más que correctos, destacando a Clive Owen y a su hija en la película, Ella Purnell, que es la verdadera protagonista y la que se lleva el órdago de este melodrama con sus dos poderosos ojos, que se comen la pantalla. La actuación de la española Pilar López de Ayala no es mala ni mucho menos, pero queda en este relato en un segundo plano.
Por último, la batuta del maestro español Roque Baños, que ya nos deleitó con una soberbia muestra de destreza en Alatriste, entrega aquí una partitura igual de silenciosa que el paso de la duermevela al sueño, como toda música de película de terror que se precie (sin contar con Psicosis y sin contar con que ni esta ni la otra son películas de terror al uso)

¿Que separa la realidad de la ficción? ¿Cuándo estamos despiertos y cuando dormidos? ¿Cuándo somos capaces de escapar de nuestras pesadillas?

Intruders no os va a servir para descifrar estas incógnitas, pero si os ayudará a reencontraros con esa parte de vosotros mismos que a muchos no le gustará recordar.

sábado, 8 de octubre de 2011

El ciclo de la vida

Hoy me ha quedado claro porqué todo niño debe tener una mascota, ya sea a una edad más temprana o más adulta, pero tener un animal bajo tu responsabilidad es una forma inigualable de aprendizaje.
No sólo se aprende el como cuidar algo bajo tu tutela a algo que vive, que ya es bastante, si no que aprendes mucho sobre la vida, y desgraciadamente sobre la muerte.
Ayer una niña no tuvo más remedio que afrontar esta última parte de la historia de cualquier ser vivo, algo que nadie quiere pero que todos debemos afrontar. Digo esto pues el tener un animal nos enseña en pequeña escala como va a ser nuestra vida en un futuro y, porque no, en un presente. Es jodida la cosa, pero que le vamos a hacer, el ser humano abandonó el Edén hace mucho tiempo ya.
También se aprenden valores con un animal: la paciencia, el cariño, la amistad, todos ellos hacen que una persona evolucione en si misma, aunque llegados a un determinado momento, todas esas experiencias se tienen que desvanecer y lloramos; y más que llorar por el hecho de no poder compartir una mayor parte de nuestra vida con ese animal, lloramos por todas las experiencias y cosas a aprender de él que nos quedaban.
Como digo, no estoy contando algo personal, pero gracias a que no es personal he podido ver el suceso desde la cara B de la cinta, desde ese otro lado que aunque no esté activo contempla la acción y se va preparando, pues  la cara A se acabará, y alguien le dará la vuelta... y ten por seguro que lo hará,  a alguien siempre le gusta más la música de la otra cara.


Que te lo pases bien, Bumblebe.




viernes, 7 de octubre de 2011

Vivir y Morir en Lavapiés (por José Ángel Barrueco)



Desde hace unos días, está saliendo a la venta en lugares dispersos de la península la nueva novela de José Barrueco, uno de los escritores zamoranos más laureados. De la propia boca del escritor, Vivir y Morir en Lavapiés es "Como una película de acción norteamericana donde todo va a un ritmo vertiginoso... pero centrada en el barrio madrileño de Lavapiés".
A simple vista, a parte de tener una portada llamativa y que no pasará desapercibida en los escaparates, por lo que he podido leer hasta el momento, esta novela es un compendio bastante grande de personajes dispares que tendrán sus historias centradas en este barrio madrileño, algunas relacionadas y otras no, pero que por lo que se ha dicho, el tono general del relato tendrá que ver con la escritura de William S. Borroughs.

El tema de las historias entrelazadas no es algo nuevo, pues los adictos al cine tenemos a Tarantino como un claro referente de esta forma de narrar, y más recientemente a George R.R Martin con su saga de Juego de Tronos. No obstante, la trayectoria que lleva este escritor me lleva a pensar que nos enfrentaremos a una novela con personajes ficticios pero que parecerán tan reales que nos parecerá que estemos junto a ellos por las calles, bares y parques de Lavapiés.

Pero como no lo he leído aún, dejaré de comentar esta novela hasta que haya tenido el placer de poderla leer.
Por lo tanto, si os gustan las novelas rápidas pero profundas, os recomiendo encarecidamente Vivir y Morir en Lavapiés.

P.D: Podéis seguir a este escritor a través de su blog: Blog de José Ángel Barrueco.


jueves, 6 de octubre de 2011

Ha muerto un padre de la manzana





Ayer, a eso de las dos de la mañana, "El País" me informaba en su versión en Twitter de que Steve Jobs había fallecido, segundos más tarde lo avisaba también Santiago Segura y, después, entre otros muchos, yo. Es lo que tiene la tecnología, que nos enteramos de todo en todo momento.
Como bien digo siempre, y esta vez no es excepción, este hombre es uno más de los millones que se mueren al día, pero se podría decir que, de una forma especial, esta muerte en particular ha sido como la de un gran padre de una familia muy numerosa y, que sin duda, daba de comer a muchas familias en todo el mundo.
También es una pérdida para el Mundo del cine, como podéis leer en la siguiente noticia de CINEMANÍA.

Y simplemente queda darle las gracias por su contribución al Mundo de la tecnología y por poder hacer el Mundo más fácil para todos. Como bien dijo el: la vida es demasiado limitada como para estar pendiente de la del resto, por lo que, yo ya termino con este efímero pésame. A continuación os dejo otro enlace del País que resume su vida.

http://www.elpais.com/fotogaleria/vida/Steve/Jobs/imagenes/elpgal/20111006elpeputec_1/Zes/1



jueves, 29 de septiembre de 2011

Fin de la fiesta del cine

Hace una semana a penas, publicaba Alex de la Iglesia en uno de sus post, que estaba reventado porque tenía que ver cinco películas por día, yo me quedé perplejo porque a cuantos le gustaría tener su suerte. El caso es que yo en estos tres días he llegado a ver tres seguidas y, la verdad, cansa, y mucho. No obstante, sigo muy contento por la propuesta de la fiesta del cine y por haber podido ver siete películas y haber pagado lo mismo que si hubiera visto dos de un día normal. A continuación os daré una breve descripción de las que he visto y lo que me han parecido:

-No habrá paz para los malvados: película policíaca con un excelente Coronado (mejor que vendiendo danones), de ritmo lento pero constante, que hará que aumente el suspense a lo largo de la película, ayudado por una    BSO bastante decente.

-Los amos de Brooklyn: digamos que es como la anterior pero a la americana, más acción, más negros y con un guión muy desigual, sobre todo en lo tajante a Richard Gere, que parece que le van las putas.

-Con derecho a roce: cojonuda si eres un pajillero o estás hormonando, graciosa para el resto de mortales, e insípida para el que tenga el paladar acostumbrado a las comedias, a mi lo que más me gustó fue una parte dramática relacionada con el Alzheimer y lo que menos me gustó que la actriz principal, Mila Kunis, no tenga mejores atributos para dar un do de pecho (chistaco).

-Colombiana: para sentarse, dejarse el cerebro en la taquilla, y pasar un buen rato de acción buena y verosímil dentro del tipo de película que es. Nada que destacar.

-Como acabar con tu jefe: de las mejores que he visto en la fiesta del cine, y la mejor comedia desde "Resacón en las Vegas" con la que quizás guarda demasiados paralelismos. Excelentes actores principales y soberbios secundarios; y un olé también para los guionistas.

-La deuda: para mí, la mejor que he visto en estos tres días. Buena ambientación, buenos actores (Helen Mirren me pierde), un guión soberbio y una buena mano tras la cámara, lástima que la BSO no fuera tan impactante.

-Una mujer de África: elegí ver esta película en detrimento de otra española por la salida inminente de la cinta de la cartelera zamorana... me equivoqué. Cuenta con una historia bastante decente, pero lo que podía haber sido una "Hotel Rwanda" con mucho tirón, se ha quedado en una gaseosa sin gas, exceptuando la actuación de la actriz principal, el resto es bastante irregular y plano, sobre todo los papeles más secundarios, lo que le quita  credibilidad a la historia. No obstante, no cuenta con una mala dirección ni un mal equipo de arte a sus espaldas.


Y esto ha sido todo amigos, yo sigo con mi curso de guionista, gracias al cual voy a participar en la escritura de un guión para una serie, y también ando ayudando en cosillas a amigos que andan faltos de inspiración. Un saludo y gracias por seguir leyéndome.


Y gracias a ti, Raquel, por haberte metido la paliza en los cines conmigo. :)


lunes, 26 de septiembre de 2011

100 entradas


Bueno, tras un par de años con esto abierto, he llegado por fin a las 100 entradas o post, algo que cualquier bloguero celebra, pues confirma que la escritura de su espacio personal no es un mero pasatiempo sino que le gusta escribir, bien o mal, pero que le gusta escribir.

En este blog con aires chaplinescos han pasado textos de todo tipo: reflexivos, críticas etc, pero sobre todo críticas de cine, relatos y novedades de mi vida literaria, por tanto dedico esta entrada a todos mis seguidores, principalmente a los 40 charloteros y a todos los que me leen de forma espontánea, gracias a ellos mi blog casi ha llegado ya a las 10000 visitas.



 Además de crear esta entrada de una forma conmemorativa, me gustaría dedicarsela también a la fiesta del cine, una de las mejores iniciativas que se hacen en España para que la gente se acerque a las salas en vez de descargarse las películas del internete.
La pasada semana, todos los que asistimos al cine recibimos una acreditación, la cual nos daba permiso para entrar esta semana de lunes a viernes a cualquier película al increíble precio de 2 euros (excepto 3D). Yo ya tengo escrito mi propio calendario y me veré 9 pelis en 3 días... si mis ganas lo permiten, pues acabaré con los ojos como los de un lemur.
Lo gracioso de este asunto es que yo el evento se lo he comentado a mucha gente, la cual se ha mostrado asombrada por la gran oferta, pero no se si alguno habrá ido al cine para conseguir su acreditación, con todo esto, sólo me queda expresar mi decepción, pues se les está dando la oportunidad de ir al cine por un precio pírrico (algo que todos exigen para volver a las salas), y echan por la borda dicha oportunidad, lamentable, la verdad. Esto, sin duda alguna, hace reafirmar mi postura de que si alguien no quiere ir al cine, es porque no le da la gana, pero allá ellos, quién prefiera ver una película en mala calidad en una tele pequeña y con un sonido birrioso antes que en una sala de cine, siento decirle que el cine no es su arte.

Y con esto concluyo esta centenaria entrada, espero que no sea la única.

Gracias a todos los charloteros.

lunes, 19 de septiembre de 2011

El árbol de la ¿vida?



Hace ya dos años ¿o ya son tres?, estaba con mi querida CCXII descansando de una larga jornada de senderismo en el Folgoso disfrutando del nocturno cielo sanabrés, el cual nos brindaba una auténtica orgía de estrellas. Ante tal obra maestra de la naturaleza, quién sabe si de Dios, nos dio por ponernos a hablar del infinito, de la muerte y de la vida, en fin, de todo lo que alguno nos preguntamos al menos una vez en la vida. Nosotros, ingenuos de nosotros, creyéndonos inteligentes creíamos que podíamos dar con la respuesta, pero no, es más, salimos con más dudas aún. Yo, por mi camino, seguí fustigándome con esas preguntas sin respuestas, y de ahí salió el corto "La teoría de la Nada", el cual podría haber quedado mejor pero del que estoy orgulloso.



Hoy he ido a ver la nueva película de Malik creyendo que él podría tener alguna respuesta o, al menos, intentaría decir algo, pero de eso nada, su relato es tan silencioso como la típica planta rodante de un Western.
Es más, dudo que a esta película se la pueda llamar película, valga la redundancia. Digo esto pues no está rodado, o al menos montado, con algún esquema antes visto en cine, al menos por mí, ni siquiera Memento, pues aunque dicha película posee un montaje raro, tiene una coherencia y una originalidad inigualable.
Este experimento a lo que más se me asemeja es a un videoclip, pues tiene su música, nada despreciable, y una imagen que se esfuerza más por ser una obra de arte en cada fotograma que en transmitir algo, pues pide al espectador un esfuerzo sobrehumano para que entienda cada uno de los cuadros; para que me entendáis, es como si las Meninas estuvieran vestidas de Teletubbies y hubiera que darle sentido al cuadro del Sevillano.
Pasamos por el relato como si de una cabra/caracol nos tratásemos; con esto quiero decir que saltamos de un lado al otro de la historia pero de una forma lenta y calmada, al ritmo de música clásica o gregoriana, escuchando más diálogo en off que de la propia boca de los actores y los primeros siendo salpicados por imágenes oníricas/intergalácticas que, en teoría, nos transportan a una manisfestación del cielo y el averno.
Me esperaba encontrar otra obra maestra de la fotografía como es "Anticristo" de Lars Von Trier, y efectivamenete así ha sido pero, al contrario que la del director de Copenhague, la película de Pitt, a pesar de una buena dirección técnica, flaquea de una historia que merezca ser contada o, que al menos, lo haga de una forma original y llamativa como pudiera ser la de Kramer contra Kramer que, a pesar de corriente o mundana, roza lo magnífico.
Lo que más me ha decepcionado es el plantel de actores. Teniendo ya sólo a Sean Penn te imaginas que vas a ver un peliculón, pero a parte de que pasa desapercibido, tanto él como Pitt parecen meros principiantes en comparación de los actores Benjamines. Puede ser que la desgana sea motivo de la propia historia, pero a decir verdad no creo que hiciera falta grandes actores para llevar a flote esta historia, por tanto este par de superestrellas me parecen un mero reclamo.

En definitiva, hay que tener valor para meterse a ver esta "película",  a la cual no se os ocurra entrar si tan sólo queréis pasar un buen rato. Sin duda "El árbol de la vida" es una ópera hecha cine y, como bien ocurre con la ópera, sólo es para gente paciente y que sepa apreciar cada segundo, cada fotograma, yo diría que sería el tipo de endereza que pudiera demostrar un Ent.

STOP principiantes.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Una nueva aventura

Estaba yo actuando en el Cerco, cuando ya había hecho de Rey Fernando y me encontraba ya como miembro del coro que acompaña a la actuación (no tiene diálogo ni apenas movimientos), cuando se me ocurrió la banal idea de escribir una pequeña novela sobre el Cerco de Zamora, orientada principalmente a la juventud zamorana especialmente, la cual ha oído hablar mucho de esta historia pero pocos la conocen, y si van a verla al cerco, no creo que el que sea en verso ayude mucho. Así pues, aquí os dejo lo que sería el prólogo de la novelilla, a ver si puedo documentarme como es debido y tener un borrador en poco tiempo, pues no puedo dejar desatendido todo lo demás, así pues, que juzgue el pueblo llano:


CAPÍTULO I: EL LEGADO DE FERNANDO I EL MAGNO




Todo el mundo estaba alterado. Normalmente, como solía decir la gente del populacho, a rey muerto, rey puesto, pero aquella vez no iba a ser tan fácil, y menos estando de por medio el reparto de España.
En esas estaba el rey Fernando I, que la mañana del veintiséis de diciembre había convocado en la iglesia de San Isidoro de León a eclesiásticos, obispos y abades viendo que su fin estaba cerca. También estaban allí presentes sus hijos Alfonso, Sancho, García y Elvira. El Magno se encontraba acabando su testamento, el cual había dictado a un ritmo muy pausado.
-… Y yo así lo dispongo como rey de España, en nombre del Señor.
Cuando el testamento estuvo redactado, el rey pidió que se retiraran todas las personas que allí le estaban acompañando, unos estaban por interés, otros por verdadero aprecio, pero tanto unos como otros abandonaron la iglesia sin rechistar, había hablado el rey.
Instantes después, Fernando por fin se hallaba solo y, con paso lento pero firme, se arrodilló ante el altar sin que su corona se moviera un ápice de su cabeza. Pasó su lengua por sus labios casi secos y, tras unos segundos de silencio en los que contempló como la luz que pasaba a través de las coloridas vidrieras regaba todo su ser, rezó:
-Tuyo es el poder, tuyo es el reino, Señor. Encima estás de todos los reyes y a ti se entregan todos los reinos del cielo y la tierra. Y de ese modo el reino que de ti recibí y goberné por el tiempo que Tú, por tu libre voluntad quisiste, te lo reintegro ahora. Te pido que acojas mi alma, que sale de la vorágine de este mundo, y la acojas con paz.
Sintiéndose de repente reconfortado, reunió las suficientes fuerzas para gritar que le fueran a buscar. Rápidamente los eclesiásticos y demás representantes de la Iglesia irrumpieron en la iglesia, preocupados. Tras una nueva orden, lo despojaron de sus atuendos reales y le vistieron con un sayo, después de esto, recibió la Santa Unción.
Todo el ritual lo contemplaban sus hijos con cierta congoja pero con frialdad; desde pequeños habían sido enseñados a ser fuertes y a no mostrar debilidad. Quizás la que más afligida parecía Doña Elvira, que había sido mejor instruida en otros menesteres.
Al finalizar aquella triste ceremonia, llevaron al rey a sus aposentos y lo tendieron en la cama, orientada hacia Oriente, la cual era bañada por la tenue luz del atardecer a través de una modesta ventana.
Las horas pasaban largas para el Magno, que fue dejado solo para su mejor reposo. Él sabía que su señor ya le llamaba, y que la hora estaba cerca, pero en el fondo tenía miedo a la muerte, un miedo que se fue magnificando a la vez que el gran astro iba perdiendo su particular batalla contra el tiempo en favor de la luna.
Cuando tuvo ganas de dormir mandó salir a todo el séquito de la habitación.
-No me dejan ni morir tranquilo –pensó a la vez que daba la orden a uno de sus portavoces.

Al día siguiente, de nuevo con toda la comitiva a sus pies fue perdiendo paulatinamente la vista, y cada vez le costaba más oír, por lo que el portazo que sonó de repente en la habitación le llegó a él como un leve zumbido. Hasta su lado llegó un borrón negro que le empezó a gritar con una potente voz femenina:
-¿Qué ley padre os dice que son mejores los hombres que las mujeres? A Alfonso, Sancho y García aquí presentes dejáis la mejor parte de vuestro gobierno, y yo, como soy hembra, parece que tengo los mismos derechos que una bastarda, ¿acaso os he tratado mal? ¿Qué pecado he cometido que merezca tal castigo? –tomó un fuerte suspiró a la vez que las lágrimas empezaban a brotar- Así pues, deberé ir por las tierras de España como si fuera una mujer errada, dando mi cuerpo a quién bien se le antoje, tanto a moros como a cristianos.
-¿Quién es esa que así habla? –preguntó el rey que notaba como se le iba secando la garganta y su visión se tornaba en sombras.
-Vuestra hija, Doña Urraca –respondió con voz alta y clara el arzobispo.
-Calla, hija, calla, no digas esas palabras, que mujer que así dice, merece ser quemada. No quiero dejarte pobre, aunque ya tú por ti misma eres rica. Allí en Castilla la vieja un lugar se me olvidaba, su nombre es Zamora, la llaman la bien cercada, bien guarnecida y torreada. Quién ose quitárosla hija –el rey tomó su último aliento a la vez que los párpados se le caían como losas-. ¡Mi maldición le caiga! –y expiró.
Todos dijeron Amén, excepto Sancho que se retiró unos pasos atrás, quedándose en penumbra, callado, mirando al suelo.

De vuelta a la normalidad


Si algún verano iba a ser especial, sin duda ha sido este, el del 2011. También ha sido el culpable de que lleve más de un mes sin escribir nada en este rinconcito mío.

Se podría decir que el verano propiamente empezó con el Camino de Santiago, en el que recorrimos la nada desdeñable distancia de 265 kilómetros en ocho días, caminando algún día hasta cuarenta kilómetros. Pero sin duda ha resultado una experiencia más que gratificante y recomendable, ya que se aprende mucho, se conoce a mucha gente, se desconecta y se ven paisajes maravillosos.



Después de dejar atrás la queimada, los santos y las meigas, Alejandro y yo fuimos a Alicante a presentar nuestro libro Guardianes de la Luz. Se podría decir en este caso que la gente de levante no compra mucho libro, pues aunque no cosechamos grandes ventas, ningún otro libro lo hizo tampoco, una pena.

Después llegaron las fiestas de Coreses, ansiadas por los dos este año en especial pues íbamos a tener el honor de dar el pregón de las fiestas, el cual os dejo a vuestra disposición. No quedó tan bien como queríamos, pero los micros siempre dan guerra. También tuvimos un gran día gracias al III Rastrojo Music festival, en el cual hicimos muy buenas ventas.


Después de unas más que gustosas fiestas patronales, tocaba turno de aventura con la CCXII en Asturias, en donde hicimos la Ruta del Cares (en la cual vimos en directo el rescate de un herido por un helicóptero), descendimos el Sella e hicimos barranquismo, toda una experiencia.


Y ya, fuera de trajeteos, ahora ando inmerso en un curso online de guión cinematográfico que espero que me sirva para mejorar en mi escritura, además ando también con dos actuaciones con mi grupo de teatro Juan del Enzina (representando el cerco de Zamora y Humor fresco), al que le tengo que agradecer que me haya interesado por el tema del cerco y ya ande preparando algo entorno a ello. Por último, el esquema de la segunda parte de la novela ya está concluido y en breve comenzaremos a escribir.





sábado, 23 de julio de 2011

Próxima Parada: Santiago de Compostela


Tras un par de años de querer lograr la hazaña, y en vistas de que la CCXII films se quería quedar en el sofá en vez de estar de caminata unos cuantos días (lógico por otra parte), Alejandro y yo partimos mañana a Santiago desde Puebla de Sanabria, ejecutando, por tanto, la mayoría del camino Sanabrés.
La distancia que nos separa ronda los 200 kilómetros, los cuales pensamos hacer en unos 9 días, alentador para cualquier zamorano (quién haya visto 300 entenderá este simil). No será un trabajo fácil pues no nos podemos permitir deslices, ya que el día 5 de Agosto tenemos la feria del libro de Benavente y no podemos ausentarnos a esta cita tan especial.
Este viaje esperamos que nos sirva para establecer las bases de la segunda parte de Guardianes de la Luz y, si nos da tiempo, dibujar el eje general de toda la historia. Además, deberemos esbozar el discurso que tenemos que dar en el pregón de las fiestas de Coreses (una tarea complicada), y otras muchas cosas, pues haciendo el camino da tiempo a pensar muchas cosas.
Conmigo me llevaré mi amiga Sony para ir recogiendo los mejores momentos del camino y, a la vuelta, haré una especie de diario de abordo, etapa por etapa, que espero que ayude a futuros peregrinos.
Así pues, en unos cuantos días nos volveremos a ver chaplineros.


"Caminante no hay camino, se hace camino al andar."

miércoles, 20 de julio de 2011

Harry Potter... de niño a hombre

Aviso a navegantes: esto no es una crítica a la última película, al menos no en su totalidad, sino más bien como ha calado este personaje escrito por la inglesa J.K Rowling en toda la población juvenil del Mundo a lo largo de los años.

Recuerdo aún cuando mi madre, a sabiendas de que la piedra filosofal se estaba regalando a todos los muchachos del colegio, me entregó el libro ya hace unos diez años (que ya es decir). La novela era ligera, corta, lo suficiente para enganchar a un lector joven y que después quisiera más y más, lo que se vería reflejado en el incremento de las páginas (Guardianes de la Luz no cumple este primer principio ¡Ouch!).

Para cuando Harry Potter caló hondo en España, en Reino Unido ya se estaba empezando a gestar la película, lo que hizo que la novela pegara el petardazo por todo el globo terráqueo. Mirando con ojo crítico, las novelas de la inglesa no son una cosa fuera de serie, pero ella tuvo suerte y su libro ha vendido ya más de 100 millones de ejemplares por todo el Mundo y, nos guste o no, nos parezcan unas buenas novelas o no, es de agradecer que haya hecho leer a tanta gente, algo que se va echando cada vez más en falta. De hecho, gracias a que Harry Potter encandiló a mucha gente joven, fue galardonada con premios de la talla del Príncipe de Asturias de literatura.

Las primeras partes nos vinieron dadas por Chris Columbus, director de otras películas infantiles notables como las dos primeras de Solo en casa. Fue una buena elección dado que el reparto era mayoritariamente preadolescente; por entonces aquí en España y seguramente en el resto del mundo, todos teníamos una envidia enorme por los actores de aquella primera película en los que nos hemos ido reflejando hasta el final, creciendo con ellos, madurando con ellos.
Es con esta película cuando la juventud nos dimos cuenta de que una película puede ser muy cruel con un libro, y que tus partes preferidas de un libro pueden no mostrarse ni de refilón en la gran pantalla.

El relevo de Columbus vendría de la mano de Alfonso Cuarón en El prisionero de Azkaban, película en la que ya se va dejando atrás esa infantilidad y la historia se empieza a meter en lo siniestro y en lo oculto. Para muchos, el prisionero de Azkaban es el mejor libro y la mejor película; en mi opinión, he de decir que el libro puede ser que si, pero la película, aunque buena, no llega a destacar, aunque ciertamente es difícil decir cual de las 8 destaca más sobre el resto, pues ninguna lo hace especialmente. Quizás el hecho más notable de esta entrega es que se cumple la perfecta fusión entre película de aventuras infantil y adulta que en el libro queda también marcada. Harry Potter ya no come Ranas de chocolate ni grajeas Bertie Bott de todos los sabores, Harry Potter se empieza a enfrentar por fin a la vida.

La siguiente película para mí es la que más hace meterse al espectador dentro, tanto si hablamos del libro como si hablamos de la película, ya que El Torneo de los Tres Magos se cuanta de una forma muy cercana, como si de una liguilla de fútbol u otro deporte se tratase. El encargado de contar esta nueva historia sería Myke Newell, que nos mostraría como la vida del joven Potter se va volviendo cada vez más oscura, con la inclusión del ya cansino Robert Pattinson (maldita la hora en la que apareció en pantalla, aunque ahora parece que va mejorando).

En la quinta entrega se da el mayor patinazo de toda la saga, debido a varias cosas. Primero, siendo el libro más largo, la película tiene la duración más corta, y se pierde mucho metraje en situaciones que no aparecen en el libro pero que hacían más "teen" la historia, una suma idiotez a mi parecer. Otro de los problemas es que al no haber tiempo suficiente en la película para contar datos importantes, ello hace que tengan que ser relatados en películas posteriores y, por tanto, que el espectador no lector haya ido cogiendo más asco a la saga conforme esta iba avanzando. El manufactor de este batacazo fue el director David Yates, que ya se quedaría hasta el final, aunque también esto fue debido a un fallo de adaptación por parte del guionista Michael Goldenberg. Aunque la esencia de la creciente oscuridad sigue patente, ya que la sombra de la muerte empieza a calar hondo en la historia, como digo se perdió mucho metraje en cosas absurdas que trajeron enormes consecuencias... quizás hubiera sido mejor fragmentar este libro en dos partes que hacerlo con la última entrega.

Con el misterio del príncipe, Yates remonta el vuelo técnicamente y la trama vuelve a coger soltura, pero se siguen dejando temas importantes por el camino que deberán ser tratados a tropel en las últimas dos partes.
Concretamente este sexto capítulo es una de mis preferidas en papel, ya que no se ve por ningún lado la parte infantil de la historia y ya se logra atisbar el final, es decir, al acabar de leer este libro, la mayoría de los lectores ya tenían un supuesto final en sus cabezas. Por entonces los que leímos la obra recién sacada a la venta tendríamos unos 16 años, época en la que abandonas la ESO y debes ir decidiendo el ritmo que va a llevar tu vida.

La última parte, bien por interés económico o porque se dieron cuenta de que si no estiraban un poco la madeja muchos espectadores no se enterarían ni de la misa de la media, se fragmentó en dos partes. He de decir, que ambas partes están bastante decentes, pero la última queda algo lastrada por el gran volumen de explicaciones, que se podría haber evitado perfectamente. Sobre todo es digno el trabajo actoral, que se ha visto como ha ido mejorando a lo largo de los años. A destacar en toda la saga son los trabajos de: Richard Harris, al que tuvimos que decir adiós en la segunda parte (aunque su relevo, Michael Gambon ha estado a la altura), Ralph Fiennes (que para mí ha ido perdiendo fuelle desde su magnífica actuación en la cuarta entrega), Daniel Radcliffe, Rupert Grint y Emma Watson (para mí, la mejor del trío), Brendan Glesson (ojoloco Moody es, de hecho, uno de mis personajes favoritos), Maggie Smith (McGonagall) y, por último, pero no menos importante Alan Rickman (el gran mentiroso que se convierte en héroe, un gran papel desde mi punto de vista acompañado de una actuación sobresaliente desde la primera hasta la última parte).
Otro aspecto que se echará mucho en falta en las últimas partes es el de no haber dado un final digno a ninguno de los personajes a los que tenemos que decir adiós (no haré ningún spoiler).
Aunque en general la última película pasa el aprobado, no ha llegado a tocar la vena sentimental que todos los creyentes de esta religión esperábamos ver, pues, cuando se acaba el epílogo de este final no se siente la misma nostalgia que yo al menos sentí al finalizar el Retorno del Rey, por ejemplo. Pero esto sólo en el plano cinematográfico... el lector siente de verás pena al acabar la historia, notas como un compañero que te ha ido acompañando durante tu crecimiento adolescente, que ha estado presente en el primer beso, en el primer desamor, se va y te deja solo ante la vida, una vida dura que se presenta ante ti sin una varita mágica, tan sólo te sabes poseedor de dos manos y una cabeza que serán los que te hagan salir adelante... pero al menos, ese amigo, mientras estuvo, te enseñó que la amistad y el amor son dos buenos consejeros que siempre hay que llevar en la mochila... Harry Potter siempre nos acompañará... es el club de los cinco de nuestra generación.



¡Avada Kedavra!