sábado, 15 de junio de 2013

Operación Overlord

Nos encontramos en el año 1944, y Hitler tiene en jaque a medio mundo, aunque sus fuerzas ya estaban empezando a flaquear por el este, debido a su esfuerzo napoleónico de conquistar Rusia. Había que hacer algo. Ese algo fue “La Operación Neptuno”, que así se llamó en clave al “Desembarco de Normandía”, que consistió en la invasión de la costa noroeste francesa por parte de los aliados (americanos e ingleses principalmente), dando la vuelta totalmente al transcurso de la II Guerra Mundial.

Sin duda, fue un gran acontecimiento histórico, y como todo gran acontecimiento en la línea temporal, ha tenido su eco en el mundo del celuloide; hoy vamos a hablar un poco de él.

La primera referencia la encontramos en la película francesa Le Batallon du Ciel (El batallón del cielo). En 1947, apenas acabada la guerra, con una Francia en ruinas, sin duda la película de Alexandre Esway (basada en un libro de Joseph Kessel) fue hecha con el único propósito de subir la moral al continente europeo, que salía de sufrir el horror de una guerra sin parangón. La película se centra en la actividad de los paracaidistas franceses y alemanes, que tanta importancia tuvieron en las primeras fases de esta operación Overlord.

En el segundo puesto tenemos a El Día Más Largo, protagonizada por el mítico John Wayne y dirigida por Ken Annakin, Andrew Marton y Bernhard Wicki, basada también en un libro homónimo de Cornelius Ryan. Esta es una película más tardía, con los fantasmas de la guerra ya más alejados, puesto que esta película es de 1962, cuando Estados Unidos ya se encontraba sumida en su propia guerra contra el comunismo y los primeros síntomas de la Guerra Fría eran más que evidentes. Quién sabe si esta película de la 20th Century Fox no se hizo con motivo de mostrar en la gran pantalla como de implacable podría resultar el ejército americano. Sea como fuere El Día Más Largo es una importante película bélica, que cuenta todas las fases del desembarco, que se encuentra en el podio de las películas de este género y que ganó dos Óscars (aunque tuvo 5 nominaciones, entre ellas la de mejor película).


 La tercera adaptación, la más conocida mundialmente, es Salvar al Soldado Ryan, dirigida por Steven Spielberg y protagonizada, como ya sabéis, por Tom Hanks. El guión, escrito por Robert Rodat, se basa en la historia real de los hermanos Niland. Esta película de 1998 estuvo nominada a 11 Oscars y ganó 5, además de 2 Globos de oro, 2 Bafta y otros tantos premios, como por ejemplo el premio Saturn a mejor película de acción o aventuras.


Mítica es la escena del desembarco, relatada en blanco y negro en su mayor parte y que intenta recrear la crudeza de la operación por encima del heroicismo, además de imitar el formato de imagen de la época (algo que ha hecho con menos tino la reciente película española “La Mula”). Sin duda, está película es de obligada visión para todo aquel que se haga un ciclo de películas bélicas de la Segunda Guerra Mundial, aunque es cierto que se centra bastante menos en los hechos que la película anterior, al fin y al cabo, el estilo de Spielberg tenía que estar presente por algún lado.

En otro formato, aunque también mencionable debido a su calidad, es la serie Hermanos de Sangre, producida por Spielberg y Hanks, que entablaron buena amistad gracias a la película anterior (amistad que más tarde propició la serie The Pacific, y en la actualidad están preparando otra serie sobre la IIGM). En esta serie de diez capítulos se basa en la novela homónima del historiador Stephen Ambrose. En esta historia nos centramos en la Compañía Easy del 506º Regimiento de Infantería Paracaidista de la 101ª División Aerotransportada del ejército de los Estados Unidos, y concretamente en el teniente Richard Winters. Sin duda, lo que más llama la atención son las entrevistas a los soldados que sirven de prólogo a cada capítulo, que testifican que lo que vamos a ver a continuación sucedió de verdad y, además, a las personas que estamos viendo en la propia pantalla.


Hermanos de Sangre pertenece a la nueva oleada de series de gran presupuesto de la cadena americana HBO, de la que actualmente vemos la archiconocida Juego de Tronos.

En Ike: Desembarco en Normandía, nos encontramos con un telefilme del año 2004 que retrató los días antes al desembarco, centrándose en las acciones diplomáticas de Eisenhower, centrándose en su faceta militar. El telefilme tuvo su éxito; aunque no ganó ningún Emmy, consiguió 6 nominaciones.

Finalmente, en el año 2011 se estrenó My Way, una película de Corea del Sur dirigida por Kang Je-gyu, la más cara de la historia del país, que contó con un presupuesto de 24 millones de dólares. Relata la historia real de un coreano que fue capturado durante el transcurso del desembarco, y lo que fue su vida desde aquel momento. A pesar de todo esto, la película se estrelló en la taquilla, y a muchos países no ha llegado (ni llegará).

Como podéis ver, todo hecho importante tiene sus momentos de gloria en la gran pantalla, y esto no es todo: como bien ha quedado patente, muchos son los libros que se meten en las entrañas de esta operación, por no hablar de documentales o videojuegos como Medal Of Honor, que nos hacen partícipes de primera mano de estos acontecimientos históricos.

Así que, si algún día tenéis ganas de ver algo relacionado con este interesante episodio histórico, en Order 66 ya os hemos dado un buen puñado de ideas.

2 comentarios: